Maruja Torres debuta en la novela negra con «Fácil de matar»

Torres rescata a Diana Dial, personaje secundario de «¡Oh, es él!» y que aquí eleva a protagonista.


madrid /colpisa

Dos desamores y su admiración por Hitchcock impulsaron a Maruja Torres (Barcelona, 1943) a debutar en el género negro. Se desinfló su intenso idilio con Beirut después de que se enfriara su tórrido amor por una profesión, el periodismo. Torres regresa con Fácil de matar (Planeta), en la que rescata a Diana Dial, personaje secundario de ¡Oh, es él! y que aquí eleva a protagonista. Es una periodista desencantada y deslenguada, una mujer dura, madura e independiente que se curte como investigadora privada sin licencia ni agencia.

Lejos de inspirarse en maestros como Chandler o Hammett, Torres «bebe del cine de Hitchcock y sus McGuffins», dice sarcástica la escritora, que no quiere plegarse a las etiquetas. «Soy mi propio género», se ufana.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Maruja Torres debuta en la novela negra con «Fácil de matar»