Collins cuelga las baquetas

Padece pérdida auditiva y daños en las manos tras 30 años de carrera


MADRID / COLPISA

Phil Collins cuelga las baquetas. Se aparta de «la carretera» y deja de cantar y componer. El músico británico ha anunciado que deja la música y el exigente show business por problemas de salud. El ex batería y vocalista de Génesis anunció a través de la revista People que ha optado por una retirada que parece definitiva. No lo lamenta. Se dispone a contemplar el mundo en familia desde la tranquilidad helvética en la que está instalado.

Según explica, más de tres décadas en estudios y estadios, de viajes y conciertos de muchos decibelios y mucha percusión, le han pasado factura y le han producido la pérdida de capacidad auditiva, una vértebra desplazada y daños nerviosos en una mano.

Según anunció ayer la revista People, Collins, que ya ha cumplido 60 años, ha tomado esta determinación debido a esos persistentes problemas de salud que le impiden continuar cantando y componiendo. Pero su decisión no ha sorprendido, ya que había amagado el adiós en otras ocasiones.

«Ya no pertenezco a ese mundo y no creo que nadie vaya a echarme de menos. Seré mucho más feliz apartándome completamente», afirmó Collins, que tiene fijada su residencia en Suiza junto a su familia. «Vivo en un pequeño pueblo, mi mujer no tiene nada que ver con el negocio del entretenimiento y yo tampoco, la verdad. Soy mucho más feliz desapareciendo totalmente que haciendo lo que hacía» aseguró.

En una brillante y siempre ascendente carrera, Phil Collins ha vendido más de 100 millones de discos, tanto en solitario como integrado en el grupo Génesis. El éxito le acompañó desde que su compañero y cantante Peter Gabriel dejara el grupo y él asumiera la labor de vocalista sin renunciar a la de baterista. Lejos de ser una rémora para Génesis, disparó las ventas de la mítica banda de rock progresivo.

Desde entonces Collins ha logrado la friolera de 13 números uno en las listas estadounidenses y británicas. Se ha hecho con siete premios Grammy y un Oscar por la canción original de la película de Disney Tarzán en 1999.

«Nunca supe que iba a tener tanto éxito en el mundo de la música, tantos triunfos han provocado que sea uno de los personajes más odiados por todos, parece que casi tengo que pedir perdón», ha dicho el músico aludiendo a unas declaraciones de Noel Gallagher, que aseguró que «todo el mundo odia a Phil Collins, y quien no lo haga, debería hacerlo». El ex miembro de Oasis no le dejó ahí y volvió a la carga precisando que «Phil Collins vendió muchos discos, pero eran una mierda».

Entre los mayores éxitos de Phil Collins, casi todos alcanzados entre finales de los 70 y mediados de los 90, figuran temas como Another Day In Paradise y Against All Odds. Su último disco, Going back, publicado en septiembre del 2010, era un homenaje a los clásicos del soul. Entonces ya tuvo serios problemas con las manos y se vio obligado a fijarse las baquetas con cinta adhesiva para concluir una grabación que resultó penosa para el músico

«Ya no pertenezco a este mundo y no creo que nadie vaya a echarme de menos»

Phil Collins

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
9 votos

Collins cuelga las baquetas