Cien kilos de las famosas pipas de Ai Weiwei, vendidas por 417.800 euros

Las pipas de girasol tienen muchos significados en China.


Cien kilos de las pipas de porcelana con las que el artista chino Ai Weiwei tapizó el año pasado la Sala de las Turbinas de la Tate Modern fueron vendidas hoy en una subasta en Londres por 349.250 libras (417.800 euros o 563.550 dólares)

Las semillas, producidas con métodos tradicionales en la antigua ciudad de Jingdezhen (famosa por su producción de porcelana para la corte imperial), están fabricadas con porcelana de la máxima calidad y fueron pintadas a mano por artesanos sin que haya dos iguales.

Formaron parte de los cien millones de pipas con las que Ai concibió la instalación «Sunflower Seeds» (en español «Semillas de Girasol») y que fueron moldeadas y fundidas en un horno a 1.300 grados centígrados, pintadas a mano y metidas de nuevo en el horno, esta segunda vez a una temperatura de 800 grados centígrados.

Las pipas subastadas hoy, a más de 4.000 euros el kilo, son una pequeña porción del trabajo presentado en octubre pasado, ya que los cien millones de pipas que cubrieron el suelo de una de las principales salas de la Tate tenían un peso total de 150 toneladas.

Preguntado si él mismo había pintado alguna, el artista chino dijo que «quizás dos o tres», pero reconoció que le salieron muy mal «porque parece un proceso simple, pero es muy difícil».

Las pipas de girasol tienen muchos significados en China.

A muchos ciudadanos les recuerda la época de la Revolución Cultural (1966-1976) que presentaban a Mao Tse-tung como el sol y a la masa del pueblo como girasoles vueltos hacia su persona.

El propio Ai recordó con nostalgia haber compartido con otros en tiempos de penuria, represión e incertidumbre unas humildes pipas y lo ve hoy como un gesto profundo de amistad y compasión humana.

Las pipas fueron el primer lote de una subasta de arte contemporáneo de la casa Sothebys, que incluyó también obras de Gerhard Richter, Lucio Fontana, Andy Warhol y Juan Muñoz.

La pieza más importante fue la monumental «Abstraktes Bild» (Imagen Abstracta) del alemán Richter, que se vendió por 7,2 millones de libras (8,6 millones de euros o 11,6 millones de dólares).

La obra pertenece a una serie de cinco obras, algunas de las cuales se conservan en museos como la Galería Nacional de Victoria (Melbourne) o el Kunstmuseum de Bonn (Alemania).

Del inglés David Hockney se vendió la pintura titulada «Hotel l'Arbois, Sainte-Maxime», de 1968, lograda síntesis de fotografía, pintura y dibujo que parece prefigurar sus trabajos para el teatro.

El precio de venta fue de 1,3 millones de libras (1,5 millones de euros o 2,1 millones de dólares).

Del escultor español Lucio Muñoz, fallecido en 2001, se vendieron tres obras, la primera de las cuales «Conversation Piece», en su versión de dos figuras en bronce, se vendió por 3 millones de libras (3,6 millones de euros o 4,8 millones de dólares).

«Conversation piece» superó con creces la estimación inicial de Sotheby's, que le había puesto un precio de salida de entre 600.000 y 800.000 libras.

Por otra obra de igual título realizada en resina de poliéster y que representa a tres personajes en conversación, se pagaron 937.000 libras (1,1 millones de euros o 1,5 millones de dólares), mientras que la tercera, titulada «Dos Centinelas», se vendió por 301.000 libras (360.000 euros o 485.500 dólares).

Otra obra destacada entre las que ofreció Sotheby's fue «Nine Multicoloured Marilyns» (acrílico y tinta serigráfica sobre lienzo), de la serie «Reversal», de Andy Warhol, en la que el rostro de la famosa artista norteamericana Marilyn Monroe aparece nueve veces.

Se vendió por 3,2 millones de libras (3,8 millones de euros o 5,2 millones de dólares).

Formó parte también de la subasta un «Concepto Espacial» de Lucio Fontana, que se vendió por 1,2 millones de libras (1,4 millones de euros o 1,9 millones de dólares).

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Cien kilos de las famosas pipas de Ai Weiwei, vendidas por 417.800 euros