Las peluquerías francesas apagan la música para no pagar derechos de autor

Según la asociación, el año pasado cada peluquería tenía que pagar por este concepto 25 euros, mientras que este año deberá desembolsar 60, y el próximo, unos 90.


Numerosas peluquerías franceses comenzaron hoy a apagar la música en sus salones para evitar pagar derechos de autor, ante el incremento de la tasa impuesta por la empresa que gestiona los ingresos de los artistas.

Los 60.000 establecimientos fueron convocados a esta acción por la Federación Nacional de la Peluquería, después de que la Sociedad de Autores, Compositores y Editores de Música (SACEM) anunciara un importante incremento de su canon.

Según la asociación, el año pasado cada peluquería tenía que pagar por este concepto 25 euros, mientras que este año deberá desembolsar 60, y el próximo, unos 90.

La SACEM se defiende y asegura que el aumento es el primero en más de veinte años, y que es preciso poner al día las tarifas.

El movimiento de protesta, que por el momento afecta sólo a las peluquerías, puede extenderse a otros comercios, ya que bares, aparcamientos públicos, comercios o restaurantes también verán aumentar el canon que deben pagar a los artistas.

«Poner música en mi zapatería me costará este año 150 euros frente a los 80 de 2009. Tengo la impresión de estar pagando los platos rotos de la crisis de las discográficas», afirmó un zapatero al diario «Le Figaro».

La Confederación General de Pequeñas y Medianas Empresas ha pedido cita con el Ministerio de la Cultura para negociar la subida del canon de los artistas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Las peluquerías francesas apagan la música para no pagar derechos de autor