Ono dice disentir de Steve Jobs, y McCartney admite dos puntos conflictivos


Las heridas se han ido cerrando pero no tanto como para que Apple Corps, por parte de The Beatles, y la otra Apple, la que dirige Steve Jobs, lleguen a un acuerdo para que la discografía completa del grupo pueda venderse a través de iTunes.

Las heridas vienen de viejo y de los tribunales. Apple Corps denunció en su día a Apple por utilización de marca registrada. Los juzgados demoraron años y años la resolución y ninguna de las dos partes quiso ceder. The Beatles consideraban que ellos fueron primero. Jobs y compañía porque aseguraban que una cosa y otra no tenían nada que ver. Pero algo de relación sí que acabó por tener y Jobs nunca ha conseguido permiso para vender la música del grupo más seguido de la historia.

Esta misma semana Paul McCartney, que ha sido en los últimos años el más inconformista con las discográficas y el más interesado en buscar alternativas, admitió que hay «dos puntos de conflicto» entre una parte y otra según explicó Reuters. La misma agencia incorporaba las declaraciones de Yoko Ono en las que la viuda declaraba que el acuerdo «estaba en punto muerto» y que la parte que representa al grupo «está resistiendo». Ono aseguró también que Steve Jobs «tiene su propio punto de vista y es un tipo brillante». Entretanto, The Beatles debe ser el único grupo al que todavía le funciona la venta en cedé, como demostró la remasterización de su obra.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Ono dice disentir de Steve Jobs, y McCartney admite dos puntos conflictivos