Las locomotoras de la Fundación Cela también sufren el abandono

Un convenio obligaba a la entidad de Iria a conservar en óptimas condiciones las piezas expuestas en el centro


padrón/la voz.

El director-gerente de la Fundación de los Ferrocarriles Españoles, Jaime Barreiro, estuvo ayer en Padrón para comprobar el «estado de conservación» del material que dicho organismo cedió en su día (63 piezas) para su exposición en el Museo Ferrocarrilero John Trulock, dependiente de la Fundación Camilo José Cela de Iria. En su visita, Barreiro estuvo acompañado por la gerente en funciones de la fundación, Covadonga Rodríguez, por el alcalde padronés, Camilo Forján, y por el concejal de Cultura, Eloy Rodríguez.

Precisamente fue el máximo mandatario de Padrón quien en su día contactó con el representante de la Fundación de los Ferrocarriles Españoles, una vez que en marzo la Fundación Cela ofreció al Ayuntamiento hacerse cargo del museo que lleva el nombre del abuelo materno de Cela. Tal y como recordó ayer Camilo Forján, la gestión de este centro, ubicado en la última casa de la fundación, no entra en el «lote» incluido en el acuerdo entre la institución de Iria y el Gobierno gallego, refrendado el jueves por el Consello de la Xunta y que, entre otros aspectos, contempla el traslado de fondos de Cela a Santiago. «Á Xunta só lle interesa o legado en papel», recalcó el alcalde padronés.

En la visita de ayer comprobaron el estado de conservación de, entre otro material, las locomotoras Sarita y Sestao y que, según el alcalde de Padrón, «necesitan unha reparación urxente». Así, el director-gerente de la Fundación de los Ferrocarriles Españoles se comprometió a la «realización dun estudo técnico e de custos para acometer as melloras para a conservación do material existente no museo», declaró Camilo Forján. Este recordó que, entre las obligaciones de la Fundación Cela contempladas en los convenios con Ferrocarriles Españoles, estaba la de «conservar en óptimas condicións as locomotoras obxecto de depósito», pero a la vista de como están parece que no fue así.

Tras la inspección, el gobierno de Padrón decide esperar a la «valoración» que haga la Fundación de los Ferrocarriles Españoles antes de tomar una decisión sobre asumir o no la gestión del museo, tal y como le propuso en marzo el gerente Tomás Cavanna. El Ayuntamiento aporta cada año 24.000 euros a la institución cultural de Iria y la idea de esta es que dedique esta aportación a asumir el gasto de mantenimiento del museo, que Tomás Cavanna cifró en su día en 7.000 euros anuales, gastos de personal aparte, aunque las cuentas del Ayuntamiento apuntan a una cantidad más alta.

Trabajadores

Por otra parte, el sindicato UGT emitió ayer una nota de prensa para informar de que, llegado el caso, solicitará la subrogación de todos los trabajadores de la Fundación Cela, una vez que el presidente de la Xunta declaró el jueves que el personal «será substituído polo da Consellería de Cultura para o manexo do material que chegue ao Gaiás».

Votación
2 votos

Las locomotoras de la Fundación Cela también sufren el abandono