Las películas en 3D a prueba en temporada de verano del cine estadounidense

Las secuelas también harán las delicias de la taquilla de mayo a septiembre con películas como «Shrek 4», «Toy Story 3» o «Sex and the city 2».


El estreno estadounidense de Iron man 2 este fin de semana marca para Hollywood el inicio de la temporada de verano, la más importante en términos de taquilla, cuando todas la miradas se posan en la tecnología 3D que aún debe demostrar su solidez ante el entusiasmo que suscita.

La cinta Iron Man 2, que vuelve a poner en escena al superhéroe de la fábrica de cómics Marvel, es la primera en salir al ruedo y espera superar el récord de ingresos del primer fin de semana de exhibición que detenta el último Batman, The dark knight (2008), con 158,4 millones de dólares recaudados.

También este año, las secuelas harán las delicias de la taquilla de mayo a septiembre, que el año pasado registró en ese mismo periodo ingresos récord de 4.170 millones de dólares a pesar de una caída en la venta de entradas de 4,2%. Entre otros, el público tiene una cita con Shrek 4, último episodio de las aventuras del ogro con ventosidades; Toy Story 3, de los estudios de animación Pixar; Sex and the city 2 y Predators, una reelaboración de la serie de películas de culto de ciencia ficción lanzada en 1987.

También está programado el regreso de dos estrellas de la industria, Julia Roberts con la cinta Eat, Pray, Love, y Sylvester Stallone en el papel de un mercenario en América Latina junto a Dolph Lundgren en Expendables.

Pero la película más intrigante del verano, y una de las más esperadas, es sin duda Inception, de Christopher Nolan, director del último Batman, un thriller futurista que cuenta con la presencia de Leonardo DiCaprio y Marion Cotillard.

Aunque el programa parece lo suficientemente sólido para permitir a los estudios cómodas recaudaciones, la gran incógnita sigue siendo la capacidad de las cintas en 3D para mantener el entusiasmo que suscitan desde hace dos años.

El entusiasmo de Hollywood por la tecnología 3D, que ha permitido aumentar el precio de las entradas y paliar la caída vertiginosa de la venta de DVD, se ha visto criticado recientemente por el recelo que expresó el muy respetado Jeffrey Katzenberg, presidente de DreamWorks Animation (Shrek).

El productor criticó violentamente Furia de Titanes, rodada en 2D pero convertida posteriormente en 3D por Warner. «Hemos visto lo mejor (del 3D) con 'Avatar' y asistimos ahora a lo peor ('Furia de Titanes'). No se puede hacer nada más mediocre en cuestión de 3D que lo que ha sido hecho con esa película», dijo Katzenberg a la revista Variety.

Siguiendo por ese camino «podremos salir adelante un tiempo, pero a largo plazo los espectadores se despertarán. Y ese día se irán y lo habremos estropeado todo», añadió.

Aún destrozada por la crítica, Furia de Titanes recaudó 429 millones de dólares en todo el mundo desde su estreno en abril. Kevin Feige, productor de Iron Man 2, en principio dijo que no tiene nada en contra de la conversión a 3D, pero que «todo es cuestión de tiempo». «Podríamos haber pasado la cinta a 3D correctamente para 2011, pero este año era imposible. No nos lo planteamos ni un sólo segundo». Este verano están programadas cinco películas en 3D, en su mayoría de animación, entre ellas Shrek 4 y Toy Story 3. Para Diane Weyermann, responsable de los documentales en Participant Media, «el rodaje en 3D es en la actualidad más satisfactorio que la conversión, pero la técnica va a mejorar».

A largo plazo, Weyermann cree en la existencia de un mercado y una demanda para la conversión de películas clásicas o de éxito a 3D. «Estoy segura de que a mucha gente le gustaría ver La Guerra de las Galaxias en 3D, por ejemplo», dijo la productora.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Las películas en 3D a prueba en temporada de verano del cine estadounidense