La «biografía velada» de Cabrera Infante

La viuda del autor cubano, Miriam Gómez, presenta «Cuerpos divinos», una novela en la que el escritor estuvo trabajando hasta su muerte en 2005.


Guillermo Cabrera Infante tardó más de 40 años en construir Cuerpos divinos (Galaxia Gutenberg). El escritor cubano (Gibara, 1929-Londres, 2005) empezó a darle forma en 1962, pero entre unas cosas y otras novelas no le daba continuidad. La cogía, escribía y la dejaba. Al tiempo, incorporaba unos párrafos, unas líneas más a esta historia, rescata del olvido por su viuda Miriam Gómez y presentada en sociedad rodeada de Juan Goytisolo, Juan Cruz, Fernando Savater y Fernando Rodríguez Lafuente.

El libro inédito del Cervantes se desenvuelve entre la novela y la biografía. Ni el mismo autor supo definirla en uno de los géneros. La llamó «biografía velada». Cabrera Infante vuelve a La Habana, en las semanas previas a la llegada de los barbudos liderados por Fidel Castro. En el club Saint John, un joven crítico cinematográfico escucha a la cantante Elena Burke mientras espera la caída del dictador Batista. Durante estos tiempos convulsos, asistimos sin solución de continuidad a los escarceos amorosos y festivos del crítico en la revista Carteles, al tiempo que nos hace partícipes del telón de fondo político.

«El libro refleja el amor por la vida», apuntó Cruz, que se mostró sorprendido por «la serenidad de la escritura».

Rodríguez Lafuente se mostró encantado cuando llegó a sus manos el libro olvidad de Cabrera Infante. «Es como presentar una obra perdida de Bergman», explicó. El crítico destacó la capacidad de Cabrera Infante por crear una novela cartográfica, «de cada esquina, cada rincón», de la ciudad caribeña. En este apartado, Rodríguez Lafuente equiparó al narrador cubano con James Joyce. El autor irlandés dijo una vez que si Dublín se quemara, se podría construir gracias a las minuciosas descripciones de sus libros, sobre todo de Ulises. «Lo mismo pasaría con La Habana», apuntó.

Entre estos pasajes, destacan los encuentros y desencuentros con mujeres de gran belleza o los retratos sobre los días previos y posteriores al cambio de régimen. También aparece una reflexión sobre la revolución cubana que ya permitía adivinar la traición que frustró las esperanzas del pueblo cubano. Además, Rodríguez Lafuente se mostró sorprendido por las críticas a Ernest Hemingway, unos pasajes que fueron incorporados con posterioridad por su viuda.

Encuentro con Cuba

Cuerpos divinos también ha servido para que Fernando Savater se reconcilie con la isla, después de «la muerte o asesinato» de Orlando Zapata y la «actitud vergonzosa del Gobierno español». El filósofo explicó que la última obra desconocida de Cabrera Infante es el «reverso del tapiz» de toda su obra, ya que usó un estilo más directo para este libro. «Es un libro místico», indicó Goytisolo.

Por su parte, Miriam Gómez se mostró «muy emocionada» por los halagos hacia el escritor. «Ahora lo pueden leer como quieran: sexualmente, políticamente o 'hemingwayamente'», comentó. Además, anunció que a finales de año se publicará el primer volumen de las obras completas de Cabrera Infante, en el que se incluyen entrevistas en Carteles con Marlon Brando o el creador de El viejo y el mar.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos

La «biografía velada» de Cabrera Infante