Fallece Wendy Toye, coreógrafa y cineasta británica

Niña prodigio, con sólo nueve años coreografió un ballet en el Palladium londinense.


La coreógrafa y cineasta británica Wendy Toye, que trabajó con otros famosos de la danza y el teatro como Léonide Massine y Max Reinhardt, falleció el pasado 27 de febrero a los 92 años, según informa el diario The Guardian.

Niña prodigio, con sólo nueve años coreografió un ballet en el Palladium londinense y ganó un premio bailando el charleston en un baile organizado por el empresario teatral CB Corhran, con Fred Astaire y Florenz Ziegfeld, entre otros, como jueces.

En los años treinta del siglo pasado, combinó la danza y el cine: Actuó en el filme «Dance Pretty Lady», dirigido por Anthony Asquith, bailó en «El Milagro», que dirigió en el Lyceum el austríaco Max Reinhardt y coreografió el ruso Léonide Massine, y coreografió el ballet «Aucassine et Nicolette» para la bailarina Alicia Markova.

Una operación de apendicitis puso fin a su carrera de bailarina de ballet clásico, pero no de otros tipos de baile, como el «tap» o el «jazz», y como coreógrafa continuó siendo fiel al ballet.

En la música

Al productor CB Cochran debió Toye su transición de coreógrafa a directora escénica. Su primer trabajo fue la opereta Big Ben, con música de AP Herbert y Vivian Ellis. Ese musical, que se estrenó en el teatro londinense Adelphi en 1946, fue el primero de tres de la pareja artística Herbert y Ellis que montó Cochran y dirigió Toye, de los que el de mayor éxito fue el segundo, titulado «Bless the Bride».

Tras el fracaso del tercero, «Tought at the Top», creó la compañía «Ballet-Hoo de Wendy Toye» y viajó por el mundo.

En 1959, estuvo en Nueva York co-dirigiendo a Jean Arthur y a Boris Karloff en «Peter Pan».

De regreso en Inglaterra, dirigió el cortometraje de suspense «The Stranger left no card», que ganó un premio en Cannes en 1953.

Toye fue una de las dos directoras de cine que destacaron en los años cincuenta en el Reino Unido -la otra era Muriel Box- y su ejemplo serviría de inspiración para otras mujeres cineastas.

Con el famoso caricaturista e ilustrador Ronadl Sarle trabajó en el musical «Wilde Thyme» y juntos hicieron luego la película «On the Twelth Day» (1955), basada en la canción navideña inglesa «12 days of Christmas», y más tarde «The King's Breakfast», que compitió en Cannes en 1963, año en el que fue Toye también miembro del jurado del festival de Berlín. Toye dirigió también para el teatro obras de Shakespeare e incluso montó una ópera, «Orfeo en los Infiernos», de Jacques Offenbach.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Fallece Wendy Toye, coreógrafa y cineasta británica