El rapero Sizzla actuó en la Capitol entre fuertes medidas de seguridad

Los asistentes al polémico concierto, unas quinientas personas, fueron registrados a la entrada


El polémico concierto del cantante jamaicano Sizzla en la compostelana sala Capitol finalmente se celebró ayer sin que la sangre llegase al río, aunque la estampa en los alrededores del recinto era un tanto surrealista, con un considerable despliegue policial protegiendo a los rastas de unos cuarenta manifestantes de los colectivos de gais y lesbianas.

Las medidas de control y seguridad ante posibles incidentes abarcaron también la propia sala a cuya entrada dos miembros de una compañía de seguridad privada cacheaban a todos los asistentes al concierto. Agentes de la policía de paisano también estaban introducidos en el interior. Mientras, en el exterior los manifestantes gritaban consignas contra Sizzla, la sala Capitol y la policía: «A quen defende a policía», «Homofobía na sala Capitol», .... Hubo algunos momentos de cierta tensión cuando algunos de los asistentes al concierto entraban llamando maricones a los manifestantes, a lo que estos respondían «Vistas o que vistas, eres fascista».

A pesar de la polémica creada, antes de comenzar el concierto ya se habían vendido 400 entradas, por lo que los organizadores esperaban alcanzar la cifra de medio millar de espectadores. Los representantes de Sweet Nocturna, no obstante, no se mostraban satisfechos puesto que el Concello -la concellería de Xuventude incluía el concierto en su programa Importa Santiago- a última hora había decidido no subvencionar la actuación, siguiendo el ejemplo de la diputación de Bilbao que también retiró la ayuda aunque el concierto tampoco se suspendió.

A última hora no solo se extremaron las medidas de seguridad en torno a la actuación del cantante jamaicano sino que también la Justicia tomó cartas en el asunto. Los mismos representantes de Sweet Nocturna tuvieron que entregar en la mañana de ayer ante el juez y la policía todas las letras de las canciones que Sizzla iba a interpretar en la Capitol. En total 39 folios, entre los que había temas como Marihuana free , que a lo largo del día el juez se tuvo que leer.

A la hora del comienzo del concierto el ambiente en la sala era de lo más marchoso, y la letra de Marihuana free flotaba en el ambiente, con el cantante, que tuvo que entrar por la puerta trasera de la Sala Capitol, a punto de elevar humos y temperatura en el recinto. Fuera, los colectivos de homosexuales y lesbianas seguían protestando la actuación con proclamas como «Congreso de machistas na sala Capitol», «A concellería permite a homofobía», «O odio non é un valor a defender», y quejándose de las provocaciones de algunas de las personas que asistían al concierto, muchas de los cuales comentaban que no se querían perder la actuación de Sizzla porque a ellos lo que les interesa es la música reggae del cantante jamaicano.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
12 votos

El rapero Sizzla actuó en la Capitol entre fuertes medidas de seguridad