Grandes cineastas tienen serios problemas para estrenar en España

M.?A. Fernández

CULTURA

Los productores se ven obligados a lanzar sus películas directamente en deuvedé

09 jun 2009 . Actualizado a las 10:35 h.

¿Imaginan al autor de la trilogía El padrino con dificultades para estrenar su última película? Francis Ford Coppola no encuentra pantallas en España para su drama Youth without youth (2007), rodado en Rumanía, que arranca en los años previos a la Segunda Guerra Mundial, con Tim Roth en el cartel. ¿Y el autor de las oscarizadas Platoon y JFK ? El filme W (2008), descarnado retrato del presidente Bush versus Josh Brolin, hubo de contentarse con una emisión por La 2 pese a su condición de gran producción.

A Coppola y a Stone se añaden directores cuyo crédito entre la crítica y la industria es indiscutible, como son Spike Lee, Paul Schrader, Roland Joffé, John Woo y Barry Levinson, cuyos filmes más recientes o irán directamente al deuvedé o quizá lleguen tarde y de incógnito, cuando ya sean pasto de las descargas a través de la Red. En algún caso, pese a estar apadrinadas por grandes de Hollywood. Spike Lee cuenta con una filmografía muy centrada en la negritud y elogiada por la crítica, con títulos indie como Nola Darling (1986), Haz lo que debas (1989), Fiebre salvaje (1991) y grandes producciones como Malcom X (2002) y Plan oculto (2006). En el 2007 filmó en Italia la superproducción Miracle at St. Anna , basada en la peripecia real de cuatro soldados afroamericanos en una villa toscana. El caso de Paul Schrader es singular, al contar con varias películas que fueron directamente al deuvedé, pese a haber realizado éxitos como American gigoló (1980), El beso de la pantera (1982), Mishima (1985) y Aflicción (1998). Permanecen inéditas sus recientes The Walker (2007), intriga política con Woody Harrelson y Kristin-Scott Thomas, y Adam Resurrected (2008), drama con Jeff Goldblum ambientado en un campo de concentración nazi, con un payaso que debe entrenar a los judíos destinados a la cámara de gas.

Robert de Niro ya no basta

Barry Levinson, acreditado guionista y autor de éxitos como Good Morning Vietnam (1987), Rain Man (1988) y Bugsy (1991), entre muchos, vio cómo la sátira política El hombre del año (2006) llegó a través del deuvedé pese a Robin Williams y ve cómo se retrasa su comedia dramática What Just Happened (2008), centrada en un productor de Hollywood, pese a Robert de Niro, Bruce Willis y Sean Penn. También Roland Joffé conoció la gloria con Los gritos del silencio (1984) y La misión (1986), pero aguarda a que su drama You and I (2008) encuentre pantalla. Sorprende el caso de John Woo, que en los noventa pasó de Hong Kong a Hollywood, para regresar a China y filmar la superproducción histórica Chi bi: la batalla del acantilado rojo (2008), hasta el momento el filme con mayor recaudación en el país (40 millones de dólares).