Michael Moore propone un cambio revolucionario para la industria automovilística

efe

CULTURA

El documental «Fahrenheit 9-11», altamente crítico del ex presidente George W. Bush, se refiere a los acontecimientos que llevaron a los atentados del 11 de septiembre de 2001.

02 jun 2009 . Actualizado a las 11:39 h.

El controvertido productor cinematográfico, Michael Moore, propuso hoy declarar en estado de guerra a la industria automotriz de EEUU para transformarla totalmente.

En una carta publicada en su sitio de internet, el productor de documentales como «Fahrenheit 9/11» y «Voting for Columbine», Moore señaló que «la única forma de salvar a General Motors es matar a General Motors».

En la mayor bancarrota en la historia del país y para protegerse de sus deudores, General Motors (GM) se acogió al Capítulo 11 de quiebras ante un tribunal de Nueva York.