Madonna y Leonard Cohen ingresan en el Salón de la Fama del Rock and Roll

La nueva promoción de ese museo del rock and roll también está compuesta por John Mellencamp, The Ventures y The David Clark Five.


La cantante estadounidense Madonna y el cantautor canadiense Leonard Cohen ingresaron hoy, junto a otros artistas, en el Salón de la Fama del Rock and Roll en una ceremonia celebrada en Nueva York y a la que no faltaron estrellas de la música y el cine.

Madonna y Cohen centraron todas las miradas en la vigésima tercera edición de una de las noches más importantes de la industria musical norteamericana, a la que también acudieron personajes tan conocidos como los cantantes Justin Timberlake, Lou Reed, Billy Joel y Ben Harper, y los actores Tom Hanks, Chevy Chase y Michael J.Fox.

La nueva promoción de ese museo del rock and roll, elegida por más de 600 profesionales de la música, está compuesta, además de por la «reina del pop» y el poeta folk, por el rockero John Mellencamp, el grupo de rock instrumental The Ventures y la banda británica de los sesenta The David Clark Five.

Madonna obvió las críticas sobre si su música pertenece al mundo del rock para formar parte del salón y recibió el galardón que la sitúa entre artistas como Elvis Presley, Aretha Franklin, Bob Dylan, los Beatles o los Rolling Stones de manos del joven cantante Justin Timberlake, quien dejó claro que la «ambición rubia» no es «ninguna pieza de museo antigua».

«Nadie ha ingresado en el Salón de la Fama del rock con el buen tipo que tiene Madonna», bromeó Timberlake, quien aseguró que la cantante ha llegado donde está «trabajando más duro que nadie y siendo más inteligente que nadie».

Madonna, con una cuidada melena rubia y un vestido negro de transparencias que imitaba a un esmoquin, agradeció su ingreso en la institución con un discurso emotivo con el que recorrió su vida haciendo hincapié en todas las etapas de sus casi veintiséis años de carrera musical.

«Doy las gracias por el apoyo que me han brindado todas las personas que han pasado por mi vida, incluso aquellas que nunca creyeron que pudiera cantar, porque también me ayudaron a cuestionarme y a esforzarme por ser mejor», dijo Madonna, quien aseguró que su viaje por la música «sólo acaba de empezar».

La cantante no actuó en la ceremonia y cedió su puesto al polifacético Iggy Pop, quien, acompañado por la formación The Stooges, interpretó unas particulares versiones de los temas «Burning up» y «Ray of light» que sorprendieron al público y a la misma Madonna.

Leonard Cohen, que este 2008 regresa a los escenarios tras quince años de silencio, fue apadrinado en la ceremonia por otra leyenda del rock, Lou Reed, mientras que el cantautor irlandés Damien Rice -conocido por la banda sonora de la película «Closer»- interpretó su famoso tema «Hallelujah».

Uno de los tradicionales hoteles de lujo de Nueva York fue el escenario en el que se celebró una ceremonia con la que sólo se puede homenajear a aquellos artistas que editaran su primer trabajo hace al menos 25 años y que permite a los agraciados figurar en el museo con el que la institución cuenta en Cleveland (Ohio).

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Madonna y Leonard Cohen ingresan en el Salón de la Fama del Rock and Roll