Las Spice Girls arrancaron su gira mundial ante 20.000 fans


Casi diez años después de su último concierto en directo, las Spice Girls iniciaron la noche del domingo en la ciudad canadiense de Vancouver su tan promocionada gira mundial. Más de 20.000 fans, en su mayoría de sexo femenino, agotaron las entradas y recibieron con ovaciones el regreso del quinteto británico, que salió al escenario ataviado con trajes de color dorado y bronce, creados especialmente para la ocasión por el diseñador Roberto Cavalli.

A pesar de que ya superan la treintena y varias de ellas son madres (entre las cinco suman siete hijos), las chicas picantes, acompañadas de diez bailarines masculinos, demostraron que están en plena forma moviendo la cabellera y bailando sin parar subidas a sus altísimos tacones durante las dos horas que duró el espectáculo The Return of the Spice Girls, en el que se cambiaron ocho veces de vestuario. Las artistas lucieron además, unos brazaletes que les había regalado el futbolista británico David Beckham, marido de la spice pija. El deportista, que hizo una aparición inesperada en el escenario, se encontraba entre el público que abarrotaba el estadio GM Place, entre otros famosos como la cantante canadiense de rock Avril Lavigne.

Para su debut en Canadá, las Spice hicieron su aparición ante el público en cinco plataformas individuales y comenzaron el concierto con Spice up your life, al que siguieron temas como Wannabe, Viva forever, Headlines, Mama, Sa you'll be there, Stop y Holler. Pese a que los problemas de sonido volvieron casi incomprensibles la mayor parte de las letras, los fieles seguidores de la banda corearon las canciones durante todo el espectáculo.

En el primer tema, unas enormes pantallas de vídeo mostraron imágenes de conciertos anteriores -el último que ofrecieron juntas en directo fue en la ciudad inglesa de Birmingham en 1998- y, además de las interpretaciones conjuntas, el domingo también hubo algunos solos, entre los que destacó Halliwell con su versión de It's raining men y Melanie Crisholm con I turn to love.

Madres treintañeras

El quinteto británico formado por Victoria Beckham (conocida como spice pija, de 33 años), Melanie Brown (spice siniestra, de 32), Emma Bunton (spice niña, de 31), Melanie Chisholm (spice deportista, de 33) y Geri Halliwell (spice sexi, de 35) hizo furor en todo el mundo en los años noventa, época en la que vendieron 55 millones de copias de sus discos.

El domingo, durante el espectáculo celebrado en la costa oeste de Canadá, las cantantes se abrazaron en varias ocasiones probablemente para demostrar que han superado las diferencias que les llevaron a su separación definitiva en el 2001, tras el abandono inesperado de la banda (fundada en 1994) de Geri Halliwell a finales de 1998.

Entradas agotadas

Este reencuentro de las Spice y el concierto que dio comienzo a su gira mundial coincide con el lanzamiento de un nuevo álbum que recoge sus principales éxitos y dos nuevas canciones: Headlines y Voodoo.

Hasta el mes de febrero, las chicas picantes darán alrededor de 40 conciertos, de los que ya se han agotado las entradas, que las llevarán por los cinco continentes y que incluye espectáculos en Shanghái, Pekín, Hong Kong, Ciudad del Cabo, Buenos Aires y Nueva York; el grupo tiene previsto actuar en Madrid el 23 de diciembre. Sin embargo, este regreso será breve. Tras la gira, las cinco cantantes volverán a centrarse en sus carreras en solitario.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Las Spice Girls arrancaron su gira mundial ante 20.000 fans