Edmundo de Ory entrega al Cervantes su legado, que no se podrá abrir antes del año 2022


El poeta gaditano Carlos Edmundo de Ory, fundador del movimiento literario del postismo, entregó ayer al Instituto Cervantes un legado personal que ha quedado guardado en la Caja de las Letras de la sede central de la institución y que no se podrá abrir antes del año 2022. Carlos Edmundo de Ory (1923) hizo entrega a la directora del Instituto Cervantes, Carmen Caffarel, de su legado, embalado en dos cilindros de cartón y guardado en la caja número 998, donde permanecerá custodiado bajo llave hasta el año 2022, momento en que se hará público su contenido. El poeta ha asegurado que «para ser solidario con todos, incluso [su] mujer ignora el contenido del legado», y ha ironizado al señalar que intenta, gracias a un antiguo rito indio que conoce, olvidarlo él mismo, porque no puede «estar quince años pensando en ello».

Según De Ory, la Caja de las Letras del Instituto Cervantes ha hecho que el antiguo dinero que se guardaba en su cámara acorazada se convierta ahora «en poesía y en literatura». De Ory ha invitado al público a asistir a la lectura de su poesía, aunque dijo no ser dueño de ella: «Su dueño es el universo, al igual que de los árboles. Igual que el árbol da manzanas, yo doy poesía, es mi fruto».

Por su parte, Caffarel ha definido a De Ory como «uno de los poetas malditos más relevantes del siglo XX y de los inicios del XXI», y ha afirmado desconocer lo que el escritor había entregado «para que quede depositado en esta cámara acorazada».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Edmundo de Ory entrega al Cervantes su legado, que no se podrá abrir antes del año 2022