Vuelve sin túnicas o sandalias

El mítico musical regresará en septiembre a Madrid 32 años después de su primera versión en español.


El mítico musical Jesucristo Superstar regresará en septiembre a Madrid 32 años después de su primera versión en español protagonizada por Camilo Sesto, con un montaje «sin túnicas o sandalias» y fiel al espíritu «contemporáneo» de la ópera rock que Andrew Lloid Weber y Tim Rice crearon en 1970. El nuevo Jesucristo Superstar, que comenzó a ensayarse hace tres semanas y cuyo estreno se prevé para el próximo 20 de septiembre en el Teatro Lope de Vega, pretende ser una versión «traída a nuestro tiempo» de los últimos siete días de la vida de Jesús y mostrar qué pasaría si Jesús llegase al Oriente Medio de hoy, aseguró hoy el director de esta nueva versión, Stephen Rayne.

«No podemos ignorar lo que ocurre en Oriente Medio, por eso esta nueva versión trata del mundo de hoy, al igual que el montaje original de Andrew Lloid Weber y Tim Rice», explicó Rayne sobre la nueva obra, producida por Stage Entertaiment y que cuenta con un presupuesto de 4,5 millones de euros. Rayne, que ha dirigido numerosos musicales en el Reino Unido y Estados Unidos, explicó que la intención de Lloid Weber y Rice no era «recrear la vida de Cristo tal como fue», sino «mostrar de una manera apasionada y moderna lo contemporáneo que tenía la obra», que en esta nueva versión protagonizarán tres actores con experiencia en los musicales: Miquel Fernández, Ignasi Vidal y Lorena Calero.

Miquel Fernández, que ha trabajado en Hoy no me puedo levantar, We will rock you o Rent, entre otros, será el encargado de seguir los pasos de Camilo Sesto y dar vida a Jesús en esta nueva versión. El actor, que reconoce no sentir pero sí responsabilidad ante la idea de emular a Camilo Sesto, cree que «todas las ideas preconcebidas sobre la obra se van a ir al garete, porque se trata de personajes nuevos y nada estereotipados».

Fernández compartirá protagonismo, como ya hizo en Rent, con Ignasi Vidal, conocido por haber trabajado en la versión teatral de El otro lado de la cama y que en esta ocasión interpretará a Judas, a quien define como un personaje que no es malo, sino que se ve arrastrado por las circunstancias. La nueva María Magdalena será Lorena Calero, también miembro del elenco de We will rock you y Peter Pan, y que, al igual que sus compañeros, llegó a la obra después de pasar «un proceso de casting muy largo», al que se presentaron unas 2.000 personas, según la productora.

La puesta en escena contará con 32 actores más y con una orquesta de 15 músicos, que pondrán voz y música a las canciones rock de Lloid Weber y Rice, que cuando crearon el musical en 1971 se decantaron por este estilo por ser la banda sonora por excelencia de los setenta, dijo Rayne.

Se trata, señaló, de una música fantástica que «no ha perdido vigencia en estos 30 años, ya que sigue llegando al máximo número de personas: niños, jóvenes y mayores».

Siguiendo el espíritu moderno y actual de este musical, el vestuario no tendrá «únicas o sandalias», sino que será «como el que usan los jóvenes de hoy en día en Oriente Medio» y que

El director, que espera que el público que vio la primera versión española del musical, -que, junto con Camilo Sesto, protagonizaron Teddy Bautista y Ángela Carrasco-, repita esta vez -ya se han venido 10.000 entradas-, cree que ésta atraerá también «a las nuevas generaciones».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Vuelve sin túnicas o sandalias