Así fue el rescate de los hermanos Pedrín y Petín, dos perros abandonados que buscan dueño en A Coruña

La Voz A CORUÑA

VIVIR A CORUÑA

Pedrín y Petín, perros rescatados por Apadan.
Pedrín y Petín, perros rescatados por Apadan.

La protectora Apadan informa que solo tienen un año de vida y que pesan unos 10 kilogramos

21 oct 2023 . Actualizado a las 10:18 h.

Apadan, en Culleredo, ha dado a conocer la historia de dos de los animales que tienen en el refugio. Bautizados como Pedrín y Petín, son dos perros rescatados que buscan dueño. «Su historia es una de tantas, una en la que el hambre y el miedo son los protagonistas», dice protectora. 

Los animales fueron abandonados en una aldea de la zona y su rescate fue bastante complicado, sobre todo el de Petín, que es más desconfiado y necesitó de varios intentos. Una vez en la protectora su adaptación fue adecuada. A los 15 días ya salían al patio, a las tres semanas ya se mostraban muy cariñosos con sus cuidadores y poco después aprendieron a salir a caminar con la correa. 

Apadan explica que los hermanos tienen un años de edad, pesas unos 10 kilogramos y que se pueden adoptar por separado porque no dependen el uno del otro. Además, los entregan desparasitados, vacunados, esterilizados y con chip. El objetivo de la protectora es conseguir un nuevo hogar para pasar un invierno calentito y en el que «puedan disfrutar del amor, la paz y la tranquilidad que todos los animales deberían de tener».

Cómo se adopta un perro en Apadan

La primera criba del sistema se produce con la toma de contacto inicial. Los interesados deben enviar un correo electrónico (info@apadan.org) para pedir una cita previa y responder a una serie de cuestiones. La protectora quiere saber por qué se está interesado en adoptar un perro, qué tipo de animal se busca, dónde va a vivir o que ritmo de vida va a llevar. «Este sistema nos permite descartar, por ejemplo, a personas que solo están interesadas en adoptar a un cachorro, porque no siempre hay en la protectora», dice María Díaz, presidenta de la protectora Apadan . 

Una vez pasado este filtro, toca visitar la protectora para ver a los ejemplares que hay en ese momento o conocer a un perro en concreto, según lo que se haya visto en la web. La visitas se hacen los fines de semana. La directora relata que en muchas ocasiones este primer contacto es suficiente para realizar la adopción, que se hace ese mismo día. Sin embargo, en ocasiones se producen más quedadas si los posibles dueños están dudando. «Además si ya hay otro perro en la familia, les pedimos que vengan con él en alguna esas próximas citas», explica María.  

Si todo va encaminado, la adopción se formaliza por escrito mediante un contrato con los datos del adoptante y del perro. Es un documento donde los futuros dueños se comprometen a cumplir la ley de bienestar animal, esterilizarlo en el caso en que se adopte a un cachorro o comunicar a Apadan los cambios de domicilio, extravío o muerte. Este acuerdo también contempla el deber por parte de los dueños de mantener la relación con Apadan y de no transmitir la propiedad del adoptado a un tercero sin su consentimiento. 

María Díaz dice que lo hacen así porque su máxima prioridad es el animal y porque es un sistema que ayuda a los dueños ante posibles problemas en la adaptación. La relación entre Apadan y el can es para siempre y su posible recuperación no tienen fecha de caducidad. «Nosotros queremos que el perro esté bien», sentencia. En este sentido, la directora apunta que los procesos de adopción son más complejos en familias con otros animales, que tengan niños pequeños o que dispongan de poco tiempo para dedicar al animal.  

Todo este procedimiento tiene un coste de 60 euros, precio que incluye el microchip, la desparasitación y la esterilización de los ejemplares adultos. Además, para la firma del contrato se exige que el dueño sea mayor de edad y tenga independencia económica. Así, deberá entregar una fotocopia del DNI en el momento de la adopción.