Rebelión en el colegio de Sobrado por la reducción del número de profesores

La Xunta traslada a dos maestros al pasar de 48 a 44 alumnos. Varios padres sopesan irse al CEIP de Boimorto


Sobrado / La Voz

La reducción del grupo de alumnos en solo cuatro niños ha provocado una rebelión en la comunidad escolar del colegio Virxe do Portal, de Sobrado dos Monxes. El paso de 48 a 44 estudiantes ha derivado en una decisión de la Consellería de Educación que ha soliviantado a buena parte de la comunidad escolar de este pequeño municipio. «Quítannos a dous profesores, e obrigan a xuntar grupos de varias idades, e o profesorado xa nos di que non van poder seguir o ritmo de todos», explica Carolina Sante, madre afectada y miembro de la AMPA del centro. La Xunta ha determinado así el reparto en tres aulas: una para los 14 niños y niñas de infantil (de 3 a 5 años), y dos unidades de Educación Primaria, es decir, un aula con alumnos de 6 a 8 años, y otra con estudiantes de 9 a 11. «As diferenzas de anos SON moi significativas, unhas vinte familias están dispostas a pedir o traslado de centro en setembro se non conseguimos cando menos un mestre máis», señalan, y, en ese caso, el nuevo colegio de destino sería principalmente el de Boimorto.

La reducción del profesorado amenaza además otros proyectos como son los de alimentación saludable, robótica o la mejora de la videoteca. «Xa non queremos imaxinar o día que un deles se poña enfermo, qué van facer? Xuntalos todos nunha aula?», ironiza Sante.

El alcalde de Sobrado, Lisardo Santos, ha celebrado alguna reunión con el titular territorial de la Xunta. Pero infructuosa: «É vergoñento escoitar que a Xunta traballa polo rural e que despois nos fagan isto». Hoy lo intentará de nuevo con otro encuentro en la Consellería, desde donde señalan que «os agrupamentos son un recurso habitual nos centros con pouco alumnado e necesarios para manter os centros do rural».

Newsletter Educación

Recibe todas las semanas la información más relevante sobre educación

Votación
1 votos
Comentarios

Rebelión en el colegio de Sobrado por la reducción del número de profesores