Una rápida moción de censura deja al PSOE sin la alcaldía de Sobrado

La nueva regidora tiende la mano, pero el exalcalde tacha el pacto de oscurantista


Sobrado dos Monxes / la voz

En media hora, la mayoría ocupada con cuestiones de trámite, se ejecutó ayer la moción de censura en Sobrado dos Monxes. No hubo sorpresa sobre lo anunciado y María Jesús García Souto, portavoz de Todos por Sobrado, asumió la alcaldía, con el respaldo del PP, desterrando al PSOE a la oposición.

«A moción de censura, non é ningunha anomalía, senón un instrumento democrático», dijo la nueva regidora, que justificó la medida acusando al gobierno de Lisardo Santos, del PSOE, de no poner en práctica ninguna de las propuestas impulsadas por la oposición, pese a ser aprobadas, y no facilitarles la documentación requerida. «Non existiu dialogo nin consenso algún e consideramos que dous anos de inmobilismo son suficientes», indicó García Souto, quien aseguró que el PSOE había trabajado desde la alcaldía «sen criterio nin proxecto». Pese a las críticas lanzadas, tendió la mano para llegar a acuerdos.

«Servín con honradez e, gustaríame pensar, con eficacia» encabezó su réplica Lisardo Santos, quien gobernó el municipio desde las municipales, y aseguró que ya esperaba que el «mandato sería duro». Defendió su gestión y dijo que sucedió lo que esperaba de «dúas forzas políticas de ideoloxía e modo de pensar totalmente heteroxéneo», a las que auguró desavenencias en breve tiempo. Cuestionó la «ética» de la moción de censura y criticó que el PP se salté en Sobrado su tesis de dejar gobernar a la lista más votada. En este sentido, cuestionó que «o PP pretenda dunha maneira indirecta e escura seguir gobernando este pobo» y lo acusó de «aferrarse ao poder para repartirse o pastel».

Independencia municipal

Por su parte, Jacobo Fernández, portavoz del PP y exalcalde, rechazó las acusaciones de oscurantismo y aseguró que su intención es sacar adelante los proyectos que comparten con Todos por Sobrado y consideró que «el partido [el PP] no tiene qué decir de estos temas porque son municipales y los tenemos que resolver nosotros aquí».

La sesión estuvo exenta de tensión, solo con la interrupción, con aplausos, después de la intervención de la nueva alcaldesa y del saliente, y con una única salida de tono, la del edil socialista Antonio Veiga, que le espetó al portavoz popular: «Cavaches a túa tumba Jacobo», al tiempo que Lisardo Santos intentaba calmar los ánimos. Solo cuando se acabó el pleno se crispó algo el ambiente, ya que una única voz en solitario, desde el público, llamó «vendida» a la nueva regidora y se lanzaron palabras de ánimo para el alcalde saliente. El pleno fue seguido por algo menos de medio centenar de personas, entre las que se encontraba la alcaldesa de Bergondo, la socialista Alejandra Pérez, para apoyar a su compañero de partido.

 

El PP vuelve a estar en el gobierno local, que ostentó durante 16 años

Todos por Sobrado, un partido nacido del asociacionismo vecinal antes de las municipales del 2015 y con dos concejales, liderará el nuevo gobierno municipal de Sobrado dos Monxes hasta las nuevas elecciones. Lo hará en un gobierno en coalición con los populares, que consiguen así retomar el poder tras haber perdido en los pasados comicios una alcaldía en la que llevaban desde 1999 con mayoría absoluta.

Independientes y populares suman cinco concejales en una corporación con solo tres fuerzas políticas y en donde el gobierno local salido del 24-M, el del PSOE, que había logrado cuatro concejales, quedará ahora ocupando, en solitario, el banquillo de la oposición.

Sin avances del nuevo gobierno

La nueva regidora, que asegura que todavía no ha decidido si se dedicará en exclusiva a la alcaldía, ni las dedicaciones con las que contará el nuevo ejecutivo, anunció, como parte de su programa de cara a los próximos dos años, conseguir un municipio «transparente e participativo, cun proxecto claro de dinamización económica e intentar xestionar da maneira máis eficaz e austera posible un presuposto municipal para intentar conseguir os mellores servizos para os veciños». Recibe como una herencia, según el regidor saliente, un Concello que logró el año pasado cumplir el plan económico financiero, con el que se sanearon las cuentas municipales, que se cerraron en el 2016 con un superávit de 176.000 euros.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Una rápida moción de censura deja al PSOE sin la alcaldía de Sobrado