Arrecian las críticas por las restricciones de las rampas en el puerto de Sada

Usuarios de vela recreativa tildan de «privatización» el cierre de una de ellas


Sada / la voz

«Definitivamente nos echan de Sada y privatizan la rampa». Así resumían un particular, socio de varias entidades ligadas a la vela recreativa en Sada, la situación tras las restricciones para acceder al mar para los aficionados a este deporte en el municipio, ya que el paso libre queda limitado a las rampas situadas dentro del puerto tras cerrarse con verja la que quedaba fuera de la escollera. La rampa, que llegó a tener en el pasado un cartel que indicaba que era de uso exclusivo para la escuela municipal y el CNR, quedó detrás de un portalón puesto por Portos y que justificó por motivos de seguridad a petición de las empresas que allí operan. Desde el ente sostienen que la rampa sigue siendo pública pese a que solo las firmas allí asentadas tengan llave de acceso.

El problema, que arrancó en el 2018, es más evidente desde ayer cuando se trasladó a las proximidades de la nave de redes una de las escuelas de vela ligera cuyos alumnos tendrán que salir en trenecito hasta la ría. Sada contaba con dos clubes que se dedican a la formación de vela ligera delante del Carrefour, el Club Náutico Recreativo y Alamar, en unas parcelas que gestiona una concesionaria de Portos. El primero, cuyo contrato caducó en el 2018 y seguía operando con una ampliación, tuvo que abandonar ayer el recinto. Portos lo reubicó en la zona industrial, desde donde retomarán su actividad en otoño, con una renovada directiva.

Por su parte, Alamar negocia permanecer allí, aunque tiene solicitado la adjudicación directa de otros espacios y pretende que se conceda una nave para uso en común de los clubes náuticos del municipio.

La normativa de Portos exige, por cuestiones de seguridad, no salir a vela en los canales de entrada y salida de los puertos, lo que obliga ahora en Sada al uso del remolque o tener motor para quien use las rampas de acceso libre o pagar al club que queda allí para poder utilizar la que quedó tras el portalón, una cuestión que complica y encarece esta afición para los particulares y que no ayuda tampoco a su promoción en un municipio con excepcionales cualidades para la práctica náutica.

Los barcos tradicionales de Os Patexeiros se repliegan a Lorbé

Os Patexeiros, asociación cultural que promociona la vela tradicional y oferta cursos de carpintería de ribeira, son de las entidades perjudicadas por la verja. Llevan diez años navegando en Sada, luchando sin éxito por contar con una marina tradicional y el cierre de la rampa los abocó, en los últimos meses, a pagar a un club para tener acceso al mar y a los barcos que tienen allí fondeados. Desde Portos no se les reconoce el derecho a contar con llave y se les trasladó que deben solicitar el acceso cada vez a la policía portuaria, según indicó su presidenta Celes Espiño. Su treintena de socios dependería de ellos para echar los barcos y para entrar o salir. Ante esta situación, algunas de sus embarcaciones han cambiado ya su base a Lorbé. 

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Arrecian las críticas por las restricciones de las rampas en el puerto de Sada