El puerto de Sada mira al de Moaña para cerrar la bocana

El Náutico, que amplía su concesión 12 años, lidera la petición para buscar una solución al oleaje que registra el puerto


Sada /la voz

Enrique Tostado, recién reelegido como presidente del Club Náutico de Sada, una entidad que gestiona unos pantalanes con 313 plazas de atraque, lidera la petición para buscar una solución al oleaje que registra el puerto de Sada y que complica los atraques en una ría destacada por sus cualidades para navegar. Con el cambio en la presidencia de Portos de Galicia, en donde acaban de nombrar a la coruñesa Susana Leguas, ha trasladado al presidente autonómico la necesidad de volver a abordar la propuesta. «Con noroeste nos entra mucho el mar», explica. No es la primera vez que solicita cerrar la bocana, ya habían presentado a Portos la propuesta para alargar 160 metros la escollera del espigón, pero indica que la respuesta del anterior presidente, Juan Durán Hermida, se centró en la complejidad del estudio de impacto ambiental.

Tostado reclama agilidad a la Administración y asegura que «en los últimos cinco años no se ha reinvertido nada» en el puerto sadense y considera que podría haber soluciones más «imaginativas» y a menor coste que hagan más viable la operación. «Se podría hacer con iniciativa privada, hacerlo con el hincado de perfiles metálicos como se hace en Moaña, con unos 300 metros nos íbamos a poco dinero, a unos 400.000 euros», estima. Sin embargo, indica que «lo principal es el permiso». Lo dice explicando que la necesidad de cumplir la normativa estatal les permite ampliar la concesión 12 años más de los previstos, hasta el 2048, y les ofrece más solvencia para acometer proyectos.

Cuenta con el apoyo de otros agentes portuarios locales y asegura que «la preocupación está aumentando», y lo vincula con las carencias que ve en el puerto, como que el calado en bajamar escorada es 3,5 metros. «Se debería garantizar hasta los 5 y no debería ser problema cuando no hay aportaciones». «Queremos que el puerto se adapte a las circunstancias que se precisan de calidad», puntualiza.

Piden cerrar la bocana del puerto de Sada para reducir el oleaje

Dolores Vázquez

La propuesta presentada a Portos, que se compromete a hacer un estudio del oleaje, costaría un millón de euros

«Seguramente es el mejor puerto del Atlántico, no hace falta ni una carta para entrar», valora Enrique Tostado, presidente del Club Náutico, refiriéndose al de Sada, pero pese a esa afirmación encabeza la petición a Portos de Galicia, por parte de los agentes portuarios locales, para que acometa un proyecto para reducir la bocana y con ello el impacto del oleaje. «Con el noroeste viene la mar tendida y rebota contra los muelles. Nos hace unas averías tremendas dentro de la dársena», reconoce, y asegura que se pierden atraques por la marejada que se registra en el interior de la zona portuaria. Dentro del puerto existen 1.300 amarres, de los que la mayoría son gestionados por el Club Náutico y Marina Sada, de los que hay unas 200 plazas libres, pese a que se considera que es una ría optima para navegar. «Entre las dos concesiones se abonan 40.000 euros mensuales solo en tasas», explica a modo de justificación Tostado para que Portos realice una inversión para cerrar la entrada que asegura que «en términos relativos es más grande que la de Róterdam, que es el principal puerto del mundo. El de Sada tiene 360 metros de espigón a espigón», apunta.

Seguir leyendo

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

El puerto de Sada mira al de Moaña para cerrar la bocana