El candidato del PP en Sada, pendiente de una posible inhabilitación por prevaricación cuando era alcalde

Ernesto Anido está siendo juzgado en la Audiencia de A Coruña por la supuesta contratación irregular de una coordinadora general

Juicio al exalcalde de Sada, Ernesto Anido, por prevaricación
Juicio al exalcalde de Sada, Ernesto Anido, por prevaricación

A CORUÑA

En la Audiencia Provincial de A Coruña se inició este miércoles la vista oral del juicio abierto contra Ernesto Anido, alcalde de Sada entre el 2011 y el 2015, actual portavoz del PP y candidato para la municipales, acusado por la Fiscalía de un delito de prevaricación administrativa por la supuesta contratación irregular de una coordinadora general, María Belia Vellón López. La Fiscalía, en su escrito de acusación, reclama que se le imponga una pena de nueve años de inhabilitación especial para empleo o cargo público, al igual que a la excoordinadora como cooperadora necesaria. La acusación particular, ejercida por Emilio Gómez, uno de los cinco concejales del PDSP a los que Anido expulsó de su gobierno a falta de año y medio para concluir el mandato, eleva la petición de pena a diez años de inhabilitación al considerar que se trata de un delito continuado de prevaricación y acusa a Vellón además de tráfico de influencias.

El ministerio público considera que ambos, de modo conjunto, amañaron el procedimiento para llevar a cabo la contratación, para lo cual se modificó el reglamento de organización municipal, la relación de puestos de trabajo del Ayuntamiento, se eliminó la obligatoriedad de ser funcionario para optar la plaza, e incluso las propias bases para la convocatoria fueron redactadas por la ahora procesada,que también influyó en la composición del tribunal evaluador. Finalmente, solo Belia Vellón concurrió a la convocatoria y logró la plaza en mayo del 2013, de la que fue cesada por el propio Anido apenas cuatro meses después tras cobrar 14.248 euros.  

En la primera jornada del juicio, el exregidor centró su testimonio en plantear que el proceso responde a una venganza política, precisamente por aquel cese de los ediles del PDSP que lo apoyaban tras el pleno del 19 de diciembre del 2013. «No responderé a la acusación particular por la utilización de la Administración de Justicia para fines políticos», señaló Anido, que en su declaración insistió en su «obsesión» por ajustarse a la legalidad en la contratación e insistió no solo en su condición de neófito -«nunca había estado en política, ni en la Administración pública»- sino en las «especiales características» en las que se encontró el Concello, endeudado, con importantes conflictos laborales y hasta 62 plazas impugnadas. Aseguró en su testimonio que la plaza de coordinador general se creó en el pleno de abril del 2012 con todos los trámites de publicidad y sin que se produjese ninguna reticencia ni impugnación alguna, que conoció a Belia Vellón «después de que se crease la plaza», y que solo cuando, ya en el 2013, quiso ocuparla y dotarla económicamente surgieron los problemas.

«Nunca se quiso burlar la ley ni hacer nada ilegal», declaró el exalcalde, que reconoció haber solicitado asesoramiento a Belia Vellón, entonces trabajadora del Ayuntamiento de Culleredo, pero que «en ningún caso la plaza tenía nombre y apellido», pese a confesarse «sorprendido» porque finalmente solo se presentase a la convocatoria la ahora procesada

En la misma línea, Belia Vellón negó cualquier irregularidad en el proceso, y también aseguró que le sorprendió que nadie optase a la plaza pese a la atractiva remuneración, de en torno a 70.000 euros. «Yo a la plaza me presenté el último día», aseguró antes de afirmar que «francamente me dio pena» la situación del entonces alcalde, que se enfrentaba a «un aparato administrativo hostil». Sobre su implicación en la redacción de las bases para el concurso, aseguró que «se bajan de Internet», y descartó que «jugase con ventaja».

En la vista también declaró el que fue secretario particular de Anido, también cesado, que proporcionó al concejal del PDSP los correos electrónicos entre Vellón y el exalcalde que sirvieron de base a la Fiscalía y la acusación para el procesamiento. Según aseguró, el propio exalcalde le presentó, «seis o siete meses antes» de que se iniciase la provisión de la plaza a Belia Vellón «como la futura coordinadora». Aseguró que no trasladó él mismo los correos al ministerio público porque «yo no tenía acceso a los decretos de la alcaldía y no podía comprobar si las bases del concurso finalmente aprobadas eran las que Vellón le había pasado al alcalde» e insistió también que él mismo le comento a Anido sus dudas sobre la legalidad del procedimiento «antes de mi cese».   

Anido, a juicio acusado de prevaricación administrativa durante su etapa como alcalde

La Voz

El fiscal pide nueve años de inhabilitación y otros tantos para la coordinadora que nombró en el 2013

La sección segunda de la Audiencia coruñesa acoge, hoy y mañana, el juicio contra Ernesto Anido, actual portavoz del PP municipal en Sada y candidato de la formación a las municipales, que está acusado de un delito de prevaricación administrativa durante su etapa como alcalde. No es el único encausado, también se juzga a María Belia Vellón López, cuyo nombramiento como coordinadora general del Concello en el 2013 fue lo que originó la causa. Ambos se enfrentan a una petición de 9 años de inhabilitación especial para empleo o cargo público.

Seguir leyendo

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
13 votos
Comentarios

El candidato del PP en Sada, pendiente de una posible inhabilitación por prevaricación cuando era alcalde