Chequeo al parque de Sadarriba: una zona verde sin área de descanso

Los vándalos se ceban con un espacio junto a la iglesia al que «le falta uso»

La imagen más llamativa del parque de Sadarriba es el estado del antiguo lavadero, pasto de los vándalos, los ladrones y los grafiteros.
La imagen más llamativa del parque de Sadarriba es el estado del antiguo lavadero, pasto de los vándalos, los ladrones y los grafiteros.

sada / la voz

Operarios desbrozaron hace un par de semanas el parque de Sadadarriba, un espacio verde sobre el que pesa la falta de uso, pero que, pese a ello, el tiempo y los vándalos lo han reducido a poco más que un mirador. El recinto se encuenra situado por debajo de la iglesia de Santa María, y la peor parte se la lleva el lavadero. Llegó a estar restaurado en su totalidad y ahora no quedan ni las billas, ni rastro de su estado primigenio. Numerosas latas pueblan ahora los distintos fregaderos, donde hay elementos destrozados y una decoración más que cuestionable.

El estado de las escaleras no lo hacen muy accesible, pero eso no ha sido impedimento para que los ladrones y los vándalos se ceben con esta infraestructura. Hace años se había planteado la recuperación de este tipo de elementos populares, no ya por su utilidad, sino como elementos sentimentales que reivindican los vecinos de mayor edad. Sin embargo, no se ha conseguido que las nuevas generaciones lo consideren como un elemento a conservar. 

.La limpieza de la maleza permite observar cómo los escalones de madera instalados para salvar el desnivel se han desgastado y presentan desperfectos.
La limpieza de la maleza permite observar cómo los escalones de madera instalados para salvar el desnivel se han desgastado y presentan desperfectos.

Mantenimiento

Desde el lavadero se logra una perspectiva amplia del centro de Sada, se ve la playa, los tejados de algunos inmuebles y también el resto de la zona verde que conforma un parque que tiene como principal inconveniente un gran desnivel. Desde arriba, los antiguos bancos parecen esculturas. Todos han perdido sus patas y descansan apoyados algunos boca abajo y otros como si fueran abrevaderos. No son operativos y desde el Concello de Sada se anuncia que se retirarán, reconociendo que su actual estado los hace inservibles.

.Los bancos que permitían disfrutar de las vistas ha perecido, no ha resistido ni uno en su posición original
Los bancos que permitían disfrutar de las vistas ha perecido, no ha resistido ni uno en su posición original

Desde el departamento de Obras se puntualiza que si bien se intenta cuidar el mantenimiento de esta zona verde, no es un espacio muy utilizado por los vecinos, ni tan siquiera por los jóvenes, porque no resulta muy accesible por la situación del propio barrio. 

Pequeño anfiteatro

Por ello, también consideran que, en estos momentos, no estaría justificada una gran inversión en el parque, aunque consideran que se debería abordar mejoras para poderle dar otro uso. Entre las que se baraja es aprovechar el desnivel para generar un pequeño anfiteatro, pero por el momento solo es una idea.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

Chequeo al parque de Sadarriba: una zona verde sin área de descanso