Un hostelero de Sada, condenado a pagar 5.400 euros por abusos sexuales a una menor en su local

La niña, de 13 años, huyó del acusado y alertó a su madre


sada / la voz

Un hotelero de Sada ha sido condenado por un delito de abusos sexuales por el Juzgado de lo Penal número 3 de A Coruña al pago de una multa de 4.410 euros y al abono de 1.000 euros en concepto de indemnización a la víctima, una menor que en el momento de los hechos tenía 13 años.

La sentencia da por probado que el hombre se aprovechó de su superioridad para cometer los abusos y con una víctima especialmente vulnerable. En el fallo se recoge como probado que los hechos ocurrieron la noche del 26 de agosto del 2015, cuando los padres de la pequeña fueron al local del acusado a cenar. La niña, junto a uno de sus hermanos, fue a un comedor contiguo a ver la televisión, en el que en aquel momento no había clientes, y el condenado, que actualmente tiene 62 años, se acomodó en el mismo sofá, «guiado por un ánimo libidinoso». En la sentencia se relata que le echó el brazo alrededor del cuerpo y le tocó el pecho por encima de la camiseta que llevaba, bajando su mano hasta las nalgas, consiguiendo la niña escapar al hacer un pequeño brinco e ir en busca de su madre.

En el juicio el hombre había declarado que el lugar se encuentra conectado con la cocina o pasillo y por lo tanto visible y que nunca había sido acusado por hechos similares, pese a tener a mujeres a su cargo. Sin embargo, la niña dijo que le había posado la mano en el pecho y que se sintió incómoda, por lo que saltó del sofá, una versión que fue corroborada por su hermano, de 12 años, que también estaba viendo la televisión y que dijo que la niña volvió allí llorando acompañada de su madre y reconociendo que el hostelero le había tocado un pecho. En el fallo se respalda la credibilidad de la declaración de los hermanos y se toma en cuenta que la niña no tenía ningún problema con el acusado, ya que incluso jugaba con los niños de la casa. El juez considera «excesiva e inapropiada» la petición de cárcel del fiscal «por tratarse solo de un tocamiento aislado y otro intentado», de una persona que carece de antecedentes. En la sentencia se impone una orden de alejamiento del condenado a la víctima durante dos años.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos
Comentarios

Un hostelero de Sada, condenado a pagar 5.400 euros por abusos sexuales a una menor en su local