Un buque de la Armada actualiza las cartas de Cedeira a Langosteira

Navega estos días por Sada en una campaña de 45 días para realizar batimetrías


sada / la voz

El buque hidrográfico A-32 Tofiño se encuentra estos días en aguas de Sada, llevando a cabo mediciones batimétricas, un levantamiento del relieve de las superficies subacuáticas, para la renovación de las cartas náuticas de las aguas costeras del noroeste peninsular, que le llevará en esta campaña a reflejar los cambios en los puertos de A Coruña, Sada, Ares y Cedeira.

Este buque, que con otros dos más y dos lanchas náuticas son los encargados de operar en toda la costa española hasta la zona exclusiva, está en Sada en una campaña que comenzó el 14 de mayo y que se prevé finalizar el día 29, cuando debe de estar de regreso en su puerto base, en San Fernando, Cádiz. Unas de sus misiones en esta salida de 45 días es la renovación de los datos que se disponen de punta Langosteira, debido a los cambios producidos en el puerto exterior coruñés y en las luces, que deben reflejarse en las cartas náuticas, derroteros y avisos a navegantes.

Cinco sondadores

El trabajo que realizan en este tipo de misiones es ingente, gracias a una equipación en la que destacan cinco sondadores distintos, además de 2 radares, termosalinógrafo (que recoge datos de temperatura), un sonar de barrido lateral y un correntímetro doppler (que recaba información sobre las corrientes), que recogen datos durante las 24 horas todos los días de la campaña.

La estimación que hacen es que los datos recabados en una hora de navegación requieren entre cinco horas y media y seis de procesado para trasladar toda la información al Instituto Hidrográfico de la Marina, que los utilizará para iniciar la renovación de una carta o el proceso de una nueva. Esto supone, en una campaña como la que desarrolla estos días el Tofiño, unas 6.000 horas solo para procesar lo recabado.

Los datos recogidos en el mar están respaldados en tierra por los mareógrafos que sirven de referencia. En el caso de Sada, por ejemplo, al no disponer de esta tecnología se ha optado por instalar uno de manera provisional. La elección de los sitios a estudiar se realiza ateniéndose a las prioridades que reclaman desde las autoridades portuarias, el Instituto Oceanográfico, el Ministerio de Defensa y el de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente.

A Coruña será el puerto de descanso

El buque hidrográfico Tofiño podrá visitarse el sábado 16 de junio, ya que está previsto que el 15 arribe al puerto de A Coruña, que será utilizado por la tripulación como puerto descanso, y habrá una jornada de puertas abiertas, para que los coruñeses puedan conocer la labor que se desarrolla.

El Tofiño, construido en San Fernando y botado en 1973, sustituyó a otro barco con el mismo nombre que comenzó a operar en 1933, y tiene como misión principal el efectuar la adquisición de datos, principalmente batimétricos, que permitan la elaboración de la Cartografía Náutica Oficial de España. Con 58 metros de eslora, tiene capacidad para 64 tripulantes.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

Un buque de la Armada actualiza las cartas de Cedeira a Langosteira