Un dragón de 25 metros para «ayudar» a 1.200 niños a leer

Al proyecto de lectoescritura impulsado desde Sada se sumaron este año escolares de Culleredo, Pontedeume y Vigo

.

Sada / la voz

La distopía generada por el proyecto de lectoescritura Illa Fantasía, impulsado por la profesora Esperanza Arias del colegio Sada y sus Contornos, se trasladó este año a Oriente. En esa sociedad en la que nacen unicornios cuando los niños aprenden a leer y que está poblada de piratas, sirenas, magos, hadas, caballeros y damas, ha tenido como principal novedad este año la llegada de una dragona dorada a la escuela. No es el único protagonista de este curso, ya que también está muy presente la gran meiga china Brúxula, que ayudará a los escolares a saber interpretar la rosa de los vientos, y viene acompañada de familiares con reminiscencias a los grandes exploradores, como sus nietos Cristóbal y Marco.

Este curso participan de esta aventura educativa un total de 1.200 escolares de las escuelas sadenses de Carnoedo, Barrié de la Maza, O Mosteirón y Sada y sus Contornos; del CRA, Sofía Casanova y Ría do Burgo, de Culleredo; del colegio Couceiro Freijomil, de Pontedeume, y del colegio Paraixal de Vigo.

Implicación familiar

Esperanza Arias destaca el trabajo que están realizando para que en la gran fiesta de fin de curso participe el dragón Pegadas, bautizado así porque «la piel de su cola se ha hecho con las huellas de las manos de los niños participantes». Una figura, en cuya construcción han colaborado la artista sadense Ana Sastre y la maestra brigantina Lydia Seijo, junto con otros profesores. Sastre, profesora de plástica, artesana y escultora, es quien diseñó este ser mitológico que será el gran referente de la fiesta fin de curso. Este dragón será el gran dinamizador de la celebración, con una cabeza que supera los 2,5 metros de longitud y los dos metros de altura, y una cola de unos 25 metros, a la que se unirán las 200 sábanas aportadas por las familias y el profesorado y que será movida por los estudiantes. Illa Fantasía siempre ha generado implicación de la familias, que también podrán participar en el fin de curso por la tarde.

«O éxito de Illa Fantasía é que traballas cos rapaces dende a ilusión, as emocións e é algo que toman como algo propio», destaca del proyecto educativo la concejala de Educación sadense, Raquel Bolaño, que remarca la generosidad de un proyecto que se expandió desde un seminario educativo y la apuesta realizada por los concellos implicados que han apostado por una actividad que conlleva importantes desembolsos en animación.

Bolaño reconoce el traspaso de las fronteras provinciales, con la implicación este curso de un colegio vigués, como uno de los éxitos del proyecto educativo.

Una gran fiesta en el albergue de Gandarío

El 15 de junio se celebrará en el albergue de Gandarío O Feirón do Unicornio, un fin de curso en el que participarán todos alumnos gallegos que siguieron el proyecto, y está previsto que haya danza oriental, folclore egipcio y danzas de Bollywood en una jornada de convivencia respaldada por los departamentos de Educación de Xunta y de Sada, y por la Diputación.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
11 votos
Comentarios

Un dragón de 25 metros para «ayudar» a 1.200 niños a leer