La declaración de bien cultural apuntala la protección de La Terraza de Sada

Los dueños esperan que el expediente que ahora se inicia facilite ayudas públicas de restauración

T. Silva
Sada / La VOz

Nadie discute que el icono de Sada es su famosa Terraza, un quiosco modernista construido en 1912 y que se mudó a Sada a finales de 1919, salvándose así de una destrucción que sufrieron estructuras similares. Su base de madera y cristal y la proximidad del mar minan la salud de este singular inmueble, que necesita de periódicas obras de reparación y apuntalamiento. Por eso se interpreta como agua de mayo el anuncio realizado ayer por la Consellería de Cultura en el Diario Oficial de Galicia (DOG), donde se recoge que se acaba de incoar expediente para declarar bien de interés cultural (BIC) La Terraza de Sada con la categoría de monumento.

La Consellería destaca que el singular inmueble sadense, «evidencia os principios recoñecibles do seu estilo arquitectónico de forma relevante pola calidade do seu proxecto, espacial e construtivamente, a súa singularidade estética e a súa representatividade tipolóxica, ademais de posuír unha dimensión social significativa».

Pero el intento de protección, si bien es una buena noticia, llega con décadas de retraso. El propio DOG ya publicó a principios de 1975 la apertura de un expediente para declarar La Terraza como monumento histórico artístico «con carácter nacional», una protección que fue considerada excesiva por la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, si bien posteriormente varió el criterio. Tras años de indolente olvido, la corporación municipal aprobó en el 2011 solicitar a la Xunta la declaración de BIC, que se abre y tiene el plazo de dos años para concluirse. 

La Consellería de Cultura ha marcado una zona de protección de La Terraza, un área que alcanza la margen más próxima del río Maior en su desembocadura. Y a muy pocos metros de esa línea de protección se alza el edificio cilíndrico del Náutico, aún pendiente de derribo.

«Entiendo que es algo positivo para Sada porque significará que hay una protección oficial para algo tan representativo como La Terraza -explica Antonio Fariña, dueño del negocio-; pero de momento nadie ha hablado con nosotros. Supongo que ahora nos ayudarán a arreglarlo desde la Administración». 

Recogido en el PXOM

El Plan Xeral de Ordenación Municipal de Sada (PXOM), aprobado definitivamente en octubre del 2017, incorpora en su catálogo medidas para proteger La Terraza, a la que se le asigna un grado de protección integral, por lo que se le considera un bien inmueble protegido, y ante esta situación y con estos antecedentes es ahora cuando la Dirección Xeral de Patrimonio Cultural incoa el expediente para declararlo BIC. Por eso desde el Concello de Sada también se celebró especialmente el anuncio de la Xunta. «Agardamos que isto sirva para elaborar un plan integral de conservación», apuntan. 

Este año prevén que se mantenga la concesión de vía pública del inmueble

Diseñada en 1912 por el arquitecto Antonio López Hernández, este edificio modernista se instaló en A Coruña durante apenas siete años, donde funcionó como lugar de venta de bebidas o salón de baile. Posteriormente, a finales de 1919 se trasladó a Sada, donde se transformó en restaurante, como recoge la hemeroteca de La Voz (cinco pesetas comida y viaje en tranvía incluido, según una noticia de 1927). Desde su mudanza ocupa un terreno público en régimen de concesión que caduca este mismo año, si bien todo apunta a que se renovará sin ningún tipo de traba por parte del Concello de Sada. Sobre La Terraza se han redactado varios proyectos de restauración, como los firmados en su día por los arquitectos José Ramón Soraluce o Xosé Lois Martínez.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

La declaración de bien cultural apuntala la protección de La Terraza de Sada