Un colegio de Sada busca alumnos para completar sus aulas

El IES Mosteirón cuenta con 18 profesores para atender a 110 alumnos estudiantes de la ESO

.

sada / la voz

Lo primero que llama la atención al entrar en el IES Mosteirón es la gran amplitud de sus instalaciones, con sala de juegos, biblioteca, comedor, aula de música con piano, batería, xilófono..., frente al número de alumnos matriculados. «Tenemos 110 estudiantes», explica Natalia Seguí, directora y profesora de Tecnología. Ella y Marcos Doval, orientador del centro, cuentan que esa circunstancia les permite ofrecer una atención mucho más personalizada: «Tenemos un trato muy directo con padres y alumnos», asegura Natalia, que declara que la falta de estudiantes se acentuó con la supresión del bachillerato. «Antes lo había y lo quitaron porque eran pocos alumnos, pero al no tenerlo muchos padres prefieren llevar ya a sus hijos a un centro con todos los cursos», aclara.

Jornada de puertas abiertas

«Nos gustaría tener más alumnos, por eso invitamos a las familias a venir este jueves», manifiesta Natalia, que matiza: «Si aumenta el número seguiremos teniendo este trato tan directo y familiar, porque es nuestra esencia». Una opinión que comparte Isabel Val Armesto, presidenta de la AMPA, que cree que «el centro está desaprovechado» y a la que le gustaría que hubiese más estudiantes. «Tiene que haber un equilibrio. Ni institutos masificados como los hay, ni como estas instalaciones medio vacías, es una pena que no las disfruten más niños. Además, aquí son como una familia», sentencia.

Una familiaridad y cercanía que se palpa en el ambiente. Son las 12.20 horas, coincide con el segundo recreo, y los alumnos se dividen entre los que juegan al pimpón, al futbolín o al ajedrez. «Lo del ajedrez lo empezó Tato, nuestro conserje», aclara Luis Cruz, secretario del complejo y profesor de Física y Química. «De hecho cojo los pasatiempos de La Voz, los fotocopio y se los doy a los chavales como reto. Al que acierte lo premio con un euro», explica José Manuel Tato. «Que tengan esta sala de juegos es muy positivo», añade.

Con el objetivo de que durante esos 20 minutos se relacionen entre ellos han prohibido el uso de móviles, una iniciativa, que les está funcionando muy bien. «En general lo respetan todos», corroboran los profesores.

Otro factor de diferenciación de este instituto es que cuentan con una asignatura de creación propia. Se trata del mindfullness, que consiste en ejercicios de atención para que los alumnos aprendan a concentrarse. Pero no es la única peculiaridad, en este centro es posible ver a dos profesores a la vez en la misma aula. Natalia lo explica: «Es el refuerzo educativo y nos permite contar con la profesora de pedagogía terapéutica en las clases». Algo que para el resto del claustro «es un auténtico lujo, porque cuentas con una psicóloga que te ayuda a mejorar», matiza Luis. «También hacemos desdoble en las materias instrumentales», añade el orientador del centro. Una práctica que consiste en dividir una misma clase en dos grupos. Ambas prácticas se enmarcan dentro del programa de atención a la diversidad, otro de los puntos fuertes del IES Mosteirón, un centro que intentará ganarse a las familias que los visiten durante la jornada de puertas abiertas de este jueves.

Newsletter Educación

Recibe todas las semanas la información más relevante sobre educación

Votación
2 votos
Comentarios

Un colegio de Sada busca alumnos para completar sus aulas