«Yo creí que no llegaba nunca. No es fácil cruzar el Atlántico a remo»

El gallego Jorge Pena se convierte en el primer español que completa la regata más dura del mundo en tan solo 58 días

El gallego Jorge Pena completa su reto de cruzar el Atlántico a Remo Ha completado una travesía de 3.000 millas entre La Gomera y la isla caribeña de Antigua en menos de 59 días

 

Tras casi dos meses remando en solitario en el océano Atlántico, el gallego Jorge Pena ha arribado al puerto de Nelson’s Dock, en la isla de Antigua. Lo hacía ayer, a las 7.24 horas. Acumulaba 58 días, 18 horas y 49 minutos de navegación después de haber salido de La Gomera el pasado 14 de diciembre. Es el tiempo que este arquitecto y patrón de barco afincado en Pontedeume ha necesitado para completar la que se considera la regata más dura del mundo, la Talisker Whisky Atlantic Challenge.

De inicio, Pena afrontaba este reto acompañado. Su amigo Jesús de la Torre navegaba con él. Pero el madrileño tuvo ser evacuado en los primeros días de travesía. Al final, el gallego de 53 años ha realizado en solitario un viaje de más de 3.000 millas (unos 5.500 kilómetros) en un bote de siete metros de eslora pensado para dos personas que ha tenido que impulsar con la única fuerza de sus brazos.

Durante su aventura ha hecho frente a las peores condiciones posibles, con semanas de temporal continuo donde se registraron vientos de 80 kilómetros hora y olas de hasta ocho metros de altura. Todo ello sin ninguna ayuda externa, ya que los equipos deben ser completamente autosuficientes. Cada bote participante debe llevar a bordo comida, útiles de pesca, potabilizadora de agua y paneles solares para alimentar los equipos electrónicos.

La organización únicamente se compromete a asistir en un plazo máximo de 72 horas a la tripulación en caso de emergencia médica extrema o rescate. Una dura prueba de supervivencia tanto física como mental, que Jorge Pena ha superado con éxito gracias a sus entrenamientos en aguas de Sada. Y eso a pesar de que ni siquiera la aproximación a puerto fue tranquila, porque el fuerte oleaje y el viento le desviaban de su rumbo.

Recibimiento

Amigos de Jorge Pena celebran su llegada a Antigua con paraguas del Equipo Remolón.Amigos de Jorge Pena celebran su llegada a Antigua con paraguas del Equipo Remolón
Amigos de Jorge Pena celebran su llegada a Antigua con paraguas del Equipo Remolón

En Antigua esperaban a Jorge su mujer Encarni Ardura y su sobrina Olalla Pena. También organizadores de la regata y varios aficionados que se han enganchado a su heroica gesta a través de las redes sociales y la propia web de la regata. Con barba y visiblemente más delgado que cuando partió, Pena ha llegado con ánimo de bromear: «¿Quién dijo que era fácil? ¡Yo creí que no llegaba nunca!» ha dicho mientras sonaba de fondo el We Are The Champions, de Queen.

Tras bañarle en champán, la organización le ha felicitado por su «increíble determinación» y ha destacado que se trata del primer español que completa la Talisker. Aunque la enhorabuena más callada y emocionada ha sido la de su esposa, que se ha fundido con Jorge en un interminable abrazo.

Con los brazos abiertos le esperan también en Pontedeume, la localidad donde reside el matrimonio. Allí ya barajan realizarle un homenaje a su regreso del Caribe, previsto para el próximo sábado por la tarde. Todo les parece poco para celebrar un reto que además ha tenido un fin solidario: promocionar y recaudar fondos para la asociación Cris contra el Cáncer

«Caían olas que no sabía ni de dónde venían, por poco vuelco tres veces»

Mónica P. Vilar
Remando en medio del Atlántico: «Es una machada, si lo sé no lo hago» El épico viaje a remo y en solitario de un gallego por el océano

El gallego Jorge Pena cruza el Atlántico en un bote con el que partió de La Gomera y con el que pretende llegar a Antigua

«Es una machada, si lo sé no lo hago» dice entre risas Jorge Pena desde un bote de poco más de siete metros de eslora en mitad del Atlántico. Esa pequeña embarcación es su casa desde que el pasado 14 de diciembre salió de La Gomera con rumbo a la isla de Antigua, en el mar Caribe. Lo hizo acompañado del madrileño Jesús de la Torre. A sus 53 y 64 años, respectivamente, Jorge y Jesús se convirtieron en los participantes más veteranos de la Talisker Whisky Atlantic Challenge que pasa por ser la regata más dura del mundo. Más de 3.000 millas náuticas (5.500 kilómetros) sin más impulso que el de los propios remos.

Seguir leyendo

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
44 votos
Comentarios

«Yo creí que no llegaba nunca. No es fácil cruzar el Atlántico a remo»