Sin vuelo, sin hotel y sin maleta

Uno de los afectados por el vuelo de Londres a Alvedro suspendido el domingo denunciará a Vueling por no realojarlo una noche y perder su equipaje


A Coruña / La Voz

Hoy concluye la odisea de casi 200 gallegos cuyo vuelo desde Heathrow, Londres, fue cancelado el domingo. Vueling, la aerolínea de este viaje, alegó que la meteorología adversa provocada por el temporal Ana obligó a tomar estas medidas. Los últimos usuarios que permanecían alojados en Barcelona -si nada más se tuerce- llegan esta mañana a Alvedro. Sin embargo, la falta de información y los problemas para alojar a los pasajeros en hoteles han propiciado que los afectados hayan creado una plataforma para exigir una indemnización a la compañía.

Una de las personas más perjudicadas por la cancelación es Pablo de Blanco, un vecino de Sada e ingeniero de telecomunicaciones que decidió pasar el puente en Londres. Fue uno de los pasajeros más activos en las redes sociales para denunciar lo ocurrido. «Fue un auténtico caos. A cada persona le pasó una cosa distinta y aquí nadie se responsabiliza», lamenta.

Tras la cancelación, los pasajeros fueron alojados en hoteles. «La primera noche no hubo problemas, pero la del lunes al martes Vueling gestionó mal las reservas de habitaciones y hubo personas que se quedaron sin hotel», cuenta. Él fue uno de ellos. «No sé qué suerte corrieron el resto, pero a mí no me dieron ninguna solución. Porque recurrí a un alojamiento en Airbnb en el último momento, si no me veía durmiendo a dos grados bajo cero», denuncia De Blanco.

Este sadense tuvo que pagar de su bolsillo el apartamento que contrató a través de esta aplicación, que permite a cualquier persona alojar a gente en su casa a cambio de una cantidad, normalmente asequible. Además, también corrió con los gastos del transporte al aeropuerto. «Llamé a Atención al Cliente de Vueling, pero solo me dijeron que lo sentían, pero no podían hacer nada», lamenta.

El martes por la noche llegó a Barcelona, donde fue alojado en un hotel. Ayer cogió el definitivo avión a Alvedro con la intención de poner fin a esta odisea e «ir directo a la cama». Pero el destino tenía preparado un último giro en el guion del viaje de Pablo de Blanco a Londres para pasar el puente. Ayer por la mañana, los empleados de Vueling le comunicaron, una vez que aterrizó su avión en la terminal coruñesa, que habían perdido su equipaje y tendría que rellenar el correspondiente formulario para recuperarlo. «Era lo que me faltaba», dice todavía perplejo el sadense.

La Voz trató de ponerse en contacto con la compañía aérea a través de su departamento de Comunicación, pero no fue posible obtener una respuesta. La cancelación de los seis vuelos de Vueling del domingo en el aeropuerto de Alvedro fueron, según la aerolínea, por problemas meteorológicos. Sin embargo, Aena informó de que fueron causas operativas de la compañía las que provocaron estos hechos.

Pablo de Blanco ha afirmado que, tanto él como otros afectados, recurrirán a la Justicia para exigir responsabilidades a la compañía por la suspensión del vuelo y el trato «deficiente». «Vamos a ir por la vía penal y por la civil», señala el sadense.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
14 votos
Comentarios

Sin vuelo, sin hotel y sin maleta