Sada se reivindica como pionera en las ferias gastronómicas gratuitas

La sardiñada comenzó a celebrarse en 1954 con una «merendiña»


sada / la voz

La sardiñada de Sada cumple 58 años, siendo la cita gastronómica más antigua de Galicia, así lo reivindica el Concello, un honor que comparte con la Festa da Lamprea de Arbo, aunque haciendo la salvedad de las celebraciones del sector vinícola, ya que la Fiesta de Cambados la supera en antigüedad. Aunque la primera sardiñada incluida en el programa de fiestas de Sada fue en 1960, podría dársele un año o más de celebración, y con ello desbancar al concello pontevedrés del primer lugar compartido. La justificación está en una publicación de La Voz de Galicia de 1954, que indicaba que en los festejos de la villa la tarde del 18 de agosto se celebrará «una merendiña en el puerto, desde donde se presenciarán las famosas y tradicionales regatas de bucetas». Estas merendiñas, tal y como confirma Maise Vázquez, una de las componentes del colectivo Memoria de Sada, que expone durante todo el mes de agosto en la Capela de San Roque más de 400 fotografías antiguas del municipio, fueron la avanzadilla de lo que años más tarde se denominaría sardiñada llevada a cabo en As Delicias.

Esa merendiña se celebró en el año 1959 en la playa de Sada en vez de en el puerto, según aseguraba el presidente de la comisión de fiestas Andrés Vázquez Varela en una entrevista el 14 de agosto de 1959 cuando indicaba que a los participantes en la jira marítima del Día del Pescador se les «invitará a una merendiña en la playa». «¿Gratis?», le pregunta el corresponsal de La Voz, a lo que Vázquez respondía: «Totalmente gratis, en Sada no regateamos esfuerzos para que todos se sientan contentos». Con esa merendiña y otras que se celebraban a finales de los años cincuenta en la playa para degustar las sardinas, a imagen y semejanza de las que se hacían en Castelo o Corbeiroa, a las que Maise Vázquez alude como «las primeras sardiñadas», el Concello estima que la de Sada bien puede ocupar el lugar de fiestas gastronómicas más antigua de Galicia.

En 1960 ya aparece en el programa de fiestas con la denominación de sardiñada, celebrándose desde entonces siempre el 18 de agosto (aunque en 1969 la comisión habló de celebrar las fiestas del 14 al 17 de agosto, para no coincidir con Os Caneiros y las fiestas de Oleiros, pero se opusieron «los industriales», especialmente los de los bares) y gozando del privilegio de ser considerada, desde mediados de los sesenta, como Fiesta de Interés Turístico. Esa distinción otorgada por el Ministerio de Información y Turismo, cuyo titular Manuel Fraga participó de la fiesta en 1963, «gustando al estilo ‘enxebre’ el exquisito peixe típico de nuestras costas», fue refrendada años más tarde con la publicación el 18 de diciembre de 1980 en el BOE del otorgamiento de la denominación Fiesta de Interés Turístico a las fiestas de San Roque de Sada y en 1998 se declaró Festa de Interese Turístico de Galicia.

«Los visitantes fueron obsequiados con una sardiñada. Consistió este original número de las fiestas en ofrecer a los cientos de personas que se congregaron en el arenal pan de borona, cachelos y sardinas asadas» publicara La Voz sobre la primera sardiñada, ilustrándola en una de las fotografías con Eduardo Guillén, gran organizador durante años de los festejos y cronista de la villa, junto a José Vázquez, hermano del presidente de la comisión de fiestas del 1959. A Eduardo y a José se les considera como creadores de la sardiñada de Sada.

La escritora y catedrática de Geografía e Historia, María del Rosario Castells Vila, reconocía también en 1963 su admiración por esta fiesta: «Las sardinas plateadas brillaban en las brasas, el pan de ‘borona’ conservaba todavía el color dorado del maíz y el vino vestido en toscas ‘cuncas’ de barro ayudaba de un modo decisivo a sostener el tono de alegría cálida». «Yo estimo - proseguía Rosario Castells- que las ideas originales son producto o consecuencia de la genialidad. Ignoro a quién pueda adjudicarse la paternidad de tan maravillosa idea capaz de atraer a inmenso público; yo solo sé que una comisión de fiestas la ha aceptado y que el alcalde de la simpática ciudad tiene que sentirse orgulloso y satisfecho».

Tal fue el éxito de la fiesta que en pocos años le salieron competidores. Como indicaba Eugenio Pontón en La Voz el 31 de julio de 1964: «Sada ha inventado un número genial que luego ha sido copiado en muchísimas partes. Me refiero a la Sardiñada que se celebra en la playa y que tiene tal aceptación ? ¿porqué todos nos decidimos por lo que es gratis?-, que todo el casco, el amplio y moderno puerto, los accesos y aún los rincones apartados se hacen pequeños para dar cabida a los miles de automóviles particulares y público que acuden». Hubo años, como en 1963, que los puestos eran atendidos por las tripulaciones de los barcos del puerto y había premio para el mejor engalanado. En esos puestos se asaron las sardinas, hasta un total de 50.000 en algunas ediciones.

Brasas para asar mañana 1.800 kilos

Este año, como antaño, se recupera la brasa para asar las sardinas, se prepararán 1.800 kilos para despachar y, aunque desde hace más de dos décadas dejó de ser gratuita, por el precio de 6 euros se entregarán media docena de sardinas, pan de brona, vino, agua o refrescos y una taza conmemorativa de la fiesta gastronómica más antigua de Galicia. El arranque de la sardiñada será a las seis de la tarde y habrá animación musical con las agrupaciones A Meda do Castro y Queiroa, dos entidades que respaldan el folclore tradicional en el municipio. Tras ellos habrá verbena con Gran Parada y un espectáculo pirotécnico a las 00.30 horas.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

Sada se reivindica como pionera en las ferias gastronómicas gratuitas