Abanca se queda con el hotel de Sada

La entidad, principal acreedora, fue la única en pujar por el uso del edificio


sada / la voz

Después de casi tres años cerrado, el hotel Sada Marina tiene nuevo dueño. Abanca, el principal acreedor de la sociedad concesionaria del edificio, pujó ayer por el derecho de superficie del inmueble y se hizo con él por 370.000 euros. La de la entidad bancaria fue la única oferta presentada en la tercera subasta -y última prevista-, que se celebró ayer en el juzgado de lo Mercantil número dos de A Coruña, y que abre nuevas posibilidades para la gestión del enorme inmueble ubicado en el paseo marítimo de Sada.

¿Por qué compra Abanca ahora?

Las condiciones económicas para hacerse con el edificio han cambiado de forma considerable desde que fue tasado en marzo de este año por 1,85 millones de euros. En la segunda subasta del inmueble, fijada para el 28 de julio, la puja mínima era del 50 % del valor de tasación, pero no se presentaron ofertas y se declaró desierta. En la de ayer el precio de salida se redujo al 20 %, por lo que el banco pudo comprarlo por un importe menor del dinero que la concesionaria le debe por dos préstamos hipotecario, que ronda los 400.000 euros.

¿Qué va a hacer Abanca con el edificio?

Fuentes de la entidad declinaron hacer valoraciones y esperarán hasta que el procedimiento se formalice en el juzgado, pero Abanca y el Concello de Sada ya abrieron ayer por la mañana las vías de comunicación para buscar la mejor solución para el edificio, sobre el que también pesa una deuda de 122.000 euros a favor de la Diputación, por la recaudación del IBI en Sada.

¿Cuáles son las opciones?

El alcalde, Benito Portela, considera que existen «moitísimas posibilidades» para el uso del inmueble, del que Abanca podrá disponer, en virtud de la concesión, durante los próximos 47 años. La entidad bancaria podría gestionar directamente el hotel o negociar con otra sociedad para que explote la concesión, que tendrá que seguir siendo para uso hotelero. Abanca también puede negociar con el Concello de Sada y cederle el edificio para cambiarle el uso, como en su día había planteado el alcalde popular Ernesto Anido. En cualquier caso, el gobierno local considera que es una buena noticia que la puja no haya quedado desierta una vez más.

¿Cuánto le costaría ahora a Sada la operación?

No sería gratis -posibilidad que había planteado en su momento la oposición a Anido- ni tampoco costaría los 750.000 euros que planteó pagar en su día el exalcalde y la Diputación, que lo apoyaba en la operación. Si Abanca ha pagado, al menos sobre el papel, 370.000 euros, y la deuda de la Diputación -que recauda el IBI para el Concello- es de 122.000, la cifra de referencia podría estar en torno a los 250.000.

¿Se esfuma el proyecto de instalar una universidad?

El Concello asegura que la posibilidad de que la Universidad Fernando Pessoa de Oporto pueda instalarse sigue estando vigente, aunque el cambio de uso del edificio solo será posible si el edificio pasa a manos del gobierno municipal.

análisis nueva etapa para el edificio

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

Abanca se queda con el hotel de Sada