Portela quiere un gobierno tripartito

Sadamaioría logra la alcaldía gracias al apoyo del PSOE, el BNG y el PDSP

Benito Portela recibió el bastón de mando en un salón de plenos abarrotado.
Benito Portela recibió el bastón de mando en un salón de plenos abarrotado.

sada / la voz

El cambio se hizo efectivo ayer en Sada y, pese a la distancia ideológica entre Sadamaioría y el PDSP, la formación de Ramón Rodríguez Ares hizo posible con sus votos que Benito Portela se convirtiese en el nuevo alcalde del municipio, con la promesa de gobernar con «participación, transparencia e ética».

Frente a los siete votos del PP, que no fueron suficientes para que Ernesto Anido repitiese como alcalde, Portela contó con sus cuatro ediles y seis más del PDSP, el BNG y el PSOE, que obtuvieron el 24M dos concejales cada uno. Para estas dos formaciones fue uno de los mensajes más claros del discurso de investidura de Portela que, si bien se negó a negociar antes de ser proclamado alcalde, ayer anunció que los contactos para formar un «goberno plural e progresista» comenzarían de inmediato.

«O goberno deberá estar composto, ademais de por Sadamaioría, polas outras dúas forzas políticas coas que compartimos obxectivos comúns, e se algunha forza política quere lexitimamente non participar no goberno non será desde logo por falla de vontade política deste alcalde», dijo en alusión al PSOE, que esta semana envió un duro comunicado en el que, tras garantizar su apoyo a Sadamaioría, acusaba a la formación de carecer de programa y desconfiar del resto de partidos por no haber abierto una negociación previa. Portela también adelantó que sus objetivos políticos, entre los que citó la lucha contra el paro y la exclusión social, deben plasmarse ya en el presupuesto de este año y declaró que Sada debe contar «a maior brevidade» con un PXOM «con respecto a legalidade e a sustentabilidade ambiental».

«¡Moncho, si Fraga levantara la cabeza...!», recriminaron al líder del PDSP

El salón de plenos estaba abarrotado ayer para conocer quién sería el próximo alcalde y, pese a los augurios de algunos, la elección de Portela gracias al apoyo de la formación del exalcalde Rodríguez Ares fue recibida con una oleada de aplausos y solo alguna protesta aislada. «¡Moncho, si Fraga levantara la cabeza...», se oyó entre el público.

El momento más emotivo del nuevo alcalde se produjo al final de su discurso, cuando se le quebró la voz al agradecer a quienes habían permitido que un «nativo de Taibó» se convirtiese el regidor y al recordar al líder nacionalista Manolo Crisanto.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

Portela quiere un gobierno tripartito