Siete cocinas en veintidós años

Clientes y propietarios de establecimientos en los que ha trabajado organizaron una fiesta para Francisca Aruje por su jubilación


La protagonista de esta historia es Paca. Una cocinera con mayúsculas que se acaba de jubilar. Cuando vio que sus tres hijos estaban medio criados entró en una cocina. Y no salió hasta 22 años después. Durante todo ese tiempo Francisca Arufe Santos pasó por siete establecimientos diferentes. Empezó en el desaparecido mesón As Redes de Cuatro Caminos. De ahí a la cafetería Marineda en el entorno de Juan Flórez, que tampoco existe. Tras una etapa en la Hípica se incorporó a la cervecería La Fábrica de Rubine hasta que empezó una etapa de trece años en café bar Riazor de la plaza de Cuatro Caminos. Recuerdo que se comía muy bien. «Muchas gracias, fue una etapa muy buena. Lo mío son las empanadas, los callos, los pescados y las carnes... La cocina casera. Pero incluso me defiendo con la moderna», comenta mientras al fondo se oye llorar a un nieto. Antes de jubilarse pasó por El Cigarral y por el Bar Berry en la escalinata de Santa Lucía donde los clientes y los propietarios organizaron una fiesta con motivo de su despedida. Ahora toca cocinar en casa, que es algo que le encanta, y cuidar la salud. «Son muchas horas de pie y eso pasa factura. Y el estrés es fatal», reflexiona a sus 66 años. Paca es hoy la protagonistas, pero sirva su figura como homenaje a todas esas mujeres y hombres que trabajan en cocinas de cafeterías, mesones y bares en los que los únicos michelines son los que lucen los clientes. Aquí no hay estrellas. Comedores donde el menú degustación es el menú del día. Locales donde se fríen patatas, se asa carne y la plancha nunca se apaga. De esos fogones salen cada día platos cargados de dignidad.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Siete cocinas en veintidós años