Investigan la participación de una segunda persona en el crimen de Oza-Cesuras

La Guardia Civil trata de poner nombre a una huella de zapato que había en el pijama de la víctima y que no pertenece al único detenido

Un policía de la Científica, en la casa de Oza-Cesuras donde se cometió el crimen
Un policía de la Científica, en la casa de Oza-Cesuras donde se cometió el crimen

A Coruña

Cristina, la mujer de 33 años que apareció asesinada en su casa de Oza-Cesuras a mediados de enero, tenía la huella de un zapato en el pijama que llevaba puesto cuando la mataron. En un principio, los investigadores pensaron que pertenecía al único detenido en el caso, Alberto S. P. Pero no. El análisis de las pisadas refleja sin lugar a dudas que no es del ahora encarcelado. Ni de nadie cercano. Si bien en la vivienda se pudieron fotografíar varias huellas del supuesto autor del disparo en la nuca, la que había en la ropa de la víctima no. Es de otra persona a la que ahora se le intenta poner nombre.

Gracias por leer La Voz

Suscríbete al periodismo sin límites hecho en Galicia

WEB+APP
Lee todas las noticias en la edición digital y la aplicación, accede a contenidos exclusivos y disfruta de una lectura sin publicidad intrusiva
PAPEL LOS 7 DÍAS
Disfruta al recibir en casa el periódico en papel toda la semana, accede a la réplica en PDF y a todas las ventajas de la suscripción WEB+APP

Investigan la participación de una segunda persona en el crimen de Oza-Cesuras