El homicida de Oza-Cesuras y el marido de la víctima se conocían

El detenido, que llevaba unos grilletes, una cadena y cartuchos, continúa ingresado en el hospital. En cuanto le den el alta, el juez le tomará declaración

El arma de fuego y los objetos que llevaba el detenido
El arma de fuego y los objetos que llevaba el detenido

A Coruña

El detenido por el crimen de Oza-Cesuras es un hombre de 51 años, vecino de Culleredo (A Coruña), que conocía al esposo de la víctima, según informó la Guardia Civil. No obstante, desde su detención, por encontrarse ingresado en el Chuac tras sufrir una parada cardiorrespiratoria al ser localizado por los agentes, se descartó su traslado a dependencias judiciales por su situación médica.

Los investigadores explican que al llegar a Vilar de Costoia, Porzomillos (Oza Cesuras), los vecinos les trasladaron que había observado «que un varón, de complexión gruesa y con un chaleco reflectante, había salido de forma apresurada de la vivienda». Inmediatamente,se dispuso un operativo de búsqueda por las inmediaciones, consiguiendo, al cabo de unos diez minutos, localizar al hombre, vecino de Culleredo, de características físicas coincidentes con las relatadas por los testigos. El hombre estaba oculto en unos matorrales, con abundantes manchas de sangre en su ropa. «En un primer momento intentó despistar a los agentes indicando que se encontraba paseando por la zona y se había lesionado en un pie», apunta la Guardia Civil que afirma que, después de ser preguntado acerca de su relación con el fallecimiento de la mujer, entró en parada cardiorrespiratoria A requerimiento de los agentes, personal del 061 procedió a su reanimación, siendo trasladado al hospital.

«Diversos aspectos que rodeaban la comisión de los hechos y el análisis de los indicios que se iban hallando, hacían declinar la hipótesis de un posible robo en la vivienda hacia otro tipo de motivaciones», añaden. Respecto a la causa de la muerte de la mujer, indica que, personada la autoridad judicial para el levantamiento del cadáver, el forense inspeccionó el cuerpo confirmando como causa un disparo con orificio de entrada en la parte posterior del cráneo. Por otra parte, explican los investigadores que durante la inspección del lugar de los hechos, a unos metros del lugar donde yacía el cuerpo, fue encontrado un casquillo del calibre nueve milímetros corto.

Entre sus pertenencias, el detenido no portaba ningún arma. A la mañana siguiente se dispuso un operativo de búsqueda, consiguiendo localizarla en el interior de una bolsa de plástico que el presunto autor supuestamente había semienterrado, junto con el chaleco reflectante, unos grilletes, una cadena metálica de varios metros de longitud, unos candados y varios cartuchos. A unos 700 metros del domicilio de la víctima se halló el vehículo propiedad del sospechoso, el cual se intervino para un posterior análisis, siendo trasladado a dependencias de la Guardia Civil de A Coruña. En cuanto al arma, va a ser remitida al departamento de balística del laboratorio de la Guardia Civil «al objeto de que emitan un informe acerca de su funcionamiento o manipulaciones que ha podido sufrir para hacerla operativa toda vez que consta como inutilizada». También añade que su titular desconocía que le faltaba del domicilio en donde la tenía guardada.

Minuto de silencio en Oza-Cesuras: «Cristina, te echaremos todos de menos»

Alberto Mahía
Minuto de silencio en Oza-Cesuras
Minuto de silencio en Oza-Cesuras

Más de un centenar de vecinos se concentran en recuerdo de la víctima. El alcalde pide tras el minuto de silencio que se «acelere la investigación para que sus allegados descansen»

A Cristina se le recordará en Oza-Cesuras como una mujer «buena y trabajadora, gran madre, cariñosa y que se volcaba en ayudar a los que lo necesitaban». Así describieron a la víctima vecinos y compañeros del servicio de ayuda municipal tras el minuto de silencio convocado este lunes a las puertas del concello.

El alcalde, Pablo González, expresó el dolor de todo el municipio y empezó así un breve discurso: «Este fin de semana una persona fue asesinada. Cristina era una gran persona que desarrollaba de manera ejemplar su profesión». Continuó destacando su «bondad» y dijo que «todos» la echarán de menos. Ahora, de lo que se trata, añadió el regidor, es de que «se haga Justicia y que se aceleren las investigaciones para que todo el mundo y sus allegados puedan descansar». Concluyó su discurso oficial con estas trágicas palabras: «Recordemos que fue asesinada de un tiro en la nuca».

Seguir leyendo

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

El homicida de Oza-Cesuras y el marido de la víctima se conocían