«Sin la personalidad de este alcalde Oza-Cesuras no habría sido posible»

Este profesor ha elaborado un profundo estudio en el que defiende el acierto de la primera y polémica fusión


a cORUÑA / lA vOZ

En la semana de carnavales se cumplirán seis años del sorprendente anuncio que pilló a todos con el pie cambiado: la fusión de Oza dos Ríos y Cesuras, la primera unión municipal en más de 40 años en España. Para evaluar y diagnosticar los vicios ocultos del proceso, el Concello ha encargado al profesor de Economía y Empresa de la UDC, Pablo Abeal (A Coruña, 1977) un informe sobre esta fusión, que desgranará el viernes a las 11.00 horas en la sede de la Diputación.

-¿El tiempo ha dado o ha quitado la razón a los promotores de la fusión de Oza y Cesuras?

-Creo que le ha dado la razón al alcalde, es un proceso que se podía hacer perfectamente. Fue una experiencia de laboratorio que ha servido de banco de pruebas sobre las fusiones y los posibles problemas, las cuestiones de identidad... y cosas que se han solucionado gracias a que un alcalde se echó el proceso a la espalda y tiró hacia el final.

-¿Pero qué pasaría con municipios con vecinos más apegados a una identidad histórica? Rianxo, Allariz...

-Bajemos de nivel y miremos el barrio de Monte Alto, en A Coruña. Sus vecinos tienen una identidad muy fuerte, pero nadie cuestiona su pertenencia a la ciudad de A Coruña. Nadie quita ni pone los sentimientos de identidad. En Europa, desde los años 50 ha habido procesos muy duros de fusiones coercitivas, y quienes se han resistido han sido España e Italia.

-Quedan promesas por cumplir, las más gruesas: eliminar la barrera ferroviaria de Oza y la resurrección del Sanatorio de O Paraxón. Reconozca que la fusión tuvo mucho de pose política.

-Alguien tenía que dar el paso adelante, fueron Oza y Cesuras pero podían haber sido otros. Hay dos elementos: por un lado la integración de formas de trabajar, planes urbanísticos..., y por otro, cuestiones concretas como son esas promesas, pero que no tienen que ver propiamente con la fusión. Son cuestiones a mayores que no deben ser decisivas en la fusión.

-¿En cuánto es más rico el nuevo municipio fusionado?

-El presupuesto se va incrementando, pero no se trata de buscar el céntimo más, sino una forma de trabajar que al final redunde en dar mejores servicios con la misma cantidad.

-¿Cuál es la Administración que mejor ha respondido?

-Las que están más apegadas al ayuntamiento. Cuanto más te alejas de ese epicentro de calor tienes menos fuerza. Así que la Diputación, la Xunta y el Estado, en ese orden.

-Ahora Cotobade y Cerdedo. Pero, ¿no son casos anecdóticos para una comunidad de más de 300 ayuntamientos?

-Cuando se anunció la fusión de Oza y Cesuras se preveía una labor estatal para reordenar el mapa municipal, pero al final no ha pasado. Se han utilizado otros sistemas para paliar la insuficiencia financiera porque los concellos no tienen vitalidad económica.

-En su estudio enfatiza mucho la figura del alcalde actual, Pablo González Cacheiro.

-Sin él no hubiera sido posible, sin su personalidad la fusión no habría sido viable, él creía en esto y lo puso en marcha pese a los numerosos obstáculos.

-¿Cúales son los retos que quedan por delante?

-Hay dos cosas que se solapan: los retos propios de la fusión (identidad y nuevas relaciones), y luego está la propia actividad del Concello en sí, ambas tienen que ir de la mano.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
12 votos
Comentarios

«Sin la personalidad de este alcalde Oza-Cesuras no habría sido posible»