Oza-Cesuras reclama al seguro de un camión el arreglo de un puente

A los seis meses de derribar el pretil sobre una curva de Trasanquelos, un vecino cayó al río con su tractor


Oza-Cesuras / La Voz

En octubre del 2015, un camionero portugués cargado de madera en su tráiler no pudo salvar una pronunciada curva sobre el estrecho río do Casal, en Oza-Cesuras. El voluminoso vehículo volcó llevándose por delante el pretil de hormigón y acabó con las ruedas hacia el cielo. Por suerte, el conductor apenas sufrió daños. Pero 14 meses después de aquel episodio, los vecinos de Trasanquelos, parroquia escenario del accidente, siguen reclamando que la estructura que el camión destrozó se recoloque de nuevo para evitar males mayores. Como por ejemplo, el que sufrió Javier Couceiro en junio de este año cuando, para evitar el coche que le venía de frente, acabó hundiendo su tractor en el afluente del río Mendo. «Se chega a volcar non o conta hoxe». El tinte dramático lo pone Andrés Taboada, vecino de Trasanquelos y concejal de Oza-Cesuras.

Además de la desaparición del muro, los vecinos y el gobierno local han constatado que la carretera ha evolucionado con un incómodo peralte hacia el río, motivo por el que se ha tensado el acuerdo entre el Ayuntamiento, titular de la vía, y la aseguradora del camión. El primero reclama una cantidad de 14.000 euros «porque no se trata solo de reponer el pretil, sino que hay que consolidar el terreno perdido en estos meses». Hace una semana se llevó a cabo la conciliación. En Oza-Cesuras han recibido un mensaje de buena disposición por parte de la compañía de seguros. «Pero aún nadie ha firmado la aceptación de reparación, así que oficialmente no tenemos nada de nada», explica el alcalde, Pablo González Cacheiro, en la propia curva del conflicto, ubicada en el lugar de O Campello.

El incidente ilustra lo que ya es un problema crónico en los ayuntamientos rurales, donde la red municipal de carreteras no soporta según qué vehículos. «Por aquí no deberían pasar camiones tan grandes, nos acaban destrozando los caminos y no solo cuando suceden accidentes», apostilla el regidor de Oza-Cesuras. Alude así al sector de los maderistas, cuyos camiones destrozan el piso de numerosas carreteras secundarias, tan es así que los concellos han conseguido cambiar la ley y obligar a estas empresas a depositar una fianza por los posibles, y casi seguros, destrozos.

Justo en el límite entre Oza-Cesuras con Coirós, un pequeño puente sobre el río Mendo lleva años esperado por su reparación. El acceso para los vehículos es sencillo, pero desde el último accidente los hierros del muro han quedado totalmente retorcidos al aire.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Oza-Cesuras reclama al seguro de un camión el arreglo de un puente