Una unión beneficiada por el foco mediático de los últimos años

La Voz

En la carretera AC-840 aún asoman las señales de bienvenida a Cesuras y Oza dos Ríos, en el primer caso con escudo heráldico incluido. Nadie se ha molestado en retirarlos cuatro años después de anunciarse la primera fusión del último medio siglo en España y hecha efectiva en el verano del 2014. La presencia de las señales no incordian a nadie, igual que la unión administrativa. Atrás quedan las grandes quejas en las sesiones plenarias. El momento convulso político ha dado paso a una pacífica convivencia en la que, si acaso, los vecinos de Cesuras sienten un plus de desventaja.

A las ventajas fiscales por superar los 5.000 habitantes, Oza-Cesuras también se ha beneficiado del foco mediático que le ha supuesto ser el primero en levantar la mano en esta revolución administrativa que ahora continúa en Pontevedra.

La propia ministra de Fomento, Ana Pastor, conoció de primera mano dos ingentes proyectos que aún esperan financiación. Se trata de la eliminación de un talud bajo la vía del tren en el núcleo de Oza dos Ríos, y que parte en dos la localidad, y de la recuperación de un histórico edificio como centro de día.

La fusión ha coincidido en el tiempo con dos fiascos empresariales ajenos al devenir político. Uno es el de Coca-Cola (Begano ha dejado en desuso una superficie de 600.000 metros donde tenía previsto instalar un complejo logístico), mientras que la pastera Ence ha aparcado su plan de construir una fábrica para el tratamiento de biomasa.

Reclamaciones

Al tiempo que se conformaba el nuevo concello, su alcalde, Pablo González Cacheiro (PP), no ha dudado en mencionar al mismísimo ministro de Hacienda cuando consideró injusto el tratamiento fiscal para sus vecinos. «Montoro, no discrimines a Oza-Cesuras», se lee en las pancartas repartidas por las carreteras del nuevo municipio.

También el presidente de la Diputación de A Coruña, el socialista Valentín González Formoso, ha sufrido la ira del regidor en un pleno donde Cacheiro le exigió un plus diferencial por su condición de municipio fusionado. La semana pasada enterraron el hacha de guerra.

En breve está prevista la inauguración de una escuela infantil. Es más que un edificio. Sobre esa escuela infantil pivotó el acuerdo de la fusión entre los dos alcaldes.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Una unión beneficiada por el foco mediático de los últimos años