La senda de San Pedro de Oleiros, mucho más que un paseo pedestre

Antón S. Rodríguez OLEIROS / LA VOZ

OLEIROS

Pasarela montada sobre el Rego de San Pedro a la altura de Iñás
Pasarela montada sobre el Rego de San Pedro a la altura de Iñás Atr

En sus cuatro kilómetros incluye tres áreas con numerosos servicios y un espacio de autocaravanas

19 jul 2023 . Actualizado a las 05:00 h.

Para muchos conductores, la N-VI entre Oleiros y Betanzos se ha convertido en una especie de travesía donde mandan los pasos de cebra, los límites a 50 kilómetros e incluso varios semáforos. Pero los peatones no transitan por las orillas de esta nacional con la tranquilidad de un gran bulevar. Los chalecos reflectantes son una moda consolidada entre los que salen a caminar por esta densa carretera, donde en los últimos meses también conviven con grandes retenciones a causa de obras como el Sol y Mar de Perillo o la rotonda de Iñás.

El Concello de Oleiros está a punto de concluir una de las alternativas más ambiciosas y exclusivas para peatones y ciclistas, también frecuentes en el viejo asfalto. Si se cumplen los plazos, en tres meses estará lista la senda peatonal y ciclista que discurre paralela al río de San Pedro, un camino serpenteando a capricho de la línea de agua y que discurre por cuatro kilómetros entre Iñás y O Seixo. El asfalto, lejos.

«O obxectivo é favorecer a mobilidade non motorizada, así como a posta en valor deste entorno fluvial», señalan desde el Ayuntamiento, que tendrá que abonar la totalidad de los 2,9 millones de la obra después de ser descartada por los fondos Next Generation, en teoría, por una mala gestión en los trámites. Oleiros ha multiplicado sus proyectos medioambientales y de zonas verdes con vistas al mar, como muestran los numerosos y amplios parques del litoral. Pero esta vez ha mirado tierra adentro, aprovechando el pequeño cauce de San Pedro que permitirá unir un polígono comercial como el de Iñás con la puerta de entrada a O Temple, donde continúan los paseos y rutas a ambos lados de la ría.

La superficie afectada de la obra afecta a más de 173.000 metros cuadrados, en cuyo espacio ha sido necesario derribar previamente algunas edificaciones. La senda proyectada tiene una anchura de tres metros flanqueada por bordes de madera. Se han incluido nuevos pasos de cebra y los cuatro kilómetros se han salpicado con bancos, papeleras, paneles interpretativos, fuentes y tres cubrecontenedores de madera.

Zona en la que se construirá un aparcamiento de autocaravanas con todos los servicios
Zona en la que se construirá un aparcamiento de autocaravanas con todos los servicios MIGUEL MIRAMONTES

Uno de los principales valores de esta senda son las áreas de apoyo. Una se encuentra entre las rúas Estío y do Faro. La segunda, en las proximidades de la urbanización de Mesón da Auga y el campo de fútbol de San Pedro, y la tercera en una parcela de titularidad municipal próxima a los antiguos molinos de carbón y agua, en la rúa Traballo. Todas incluyen aseos adaptados, aparcabicicletas, fuentes, bancos de material reciclado adaptados, mesas de pícnic, entre otros, que contarán con la presencia de Aligustres de Japón (Ligustrum japonicum) de unos 15 centímetros de altura.

En el área de los molinos se instalará un borne para el vaciado de autocaravanas en un espacio habilitado para estos vehículos, así como un enganche de agua potable y un estacionamiento con recarga para vehículos eléctricos.