La perra Mía aparece en su casa de Oleiros 25 días después

La Voz OLEIROS / REDACCIÓN

OLEIROS

Atr

El boyero de Berna había escapado en Nochevieja y fue visto en varios municipios de la comarca

25 ene 2023 . Actualizado a las 21:28 h.

«Apareció Mía hoy [por este miércoles], llegó sola a la puerta de casa. Está muy delgada pero está bien. Gracias a todos los que ayudasteis». Así narró Sara Guevara en las redes sociales la milagrosa reaparición de su boyero de Berna, que se había escapado en Nochevieja asustado por los fuegos artificiales. «Salí por la mañana a bajar la basura y una chica me dijo que acababa de ver a un perro que se parecía mucho al mío», relata Sara. «Entonces empecé a llamarla por su nombre y de pronto apareció, estaba en los huesos, ha comido muy poco todos estos días», añade. 

Durante todas estas semanas, la dueña recibió avisos de testigos que aseguraron haber visto a la perra en puntos muy diferentes del área metropolitana de A Coruña. Mía fue vista en el entorno del Jardiland en Iñás, en Alvedro, en el polígono de Icaria e incluso en el lugar de Ponte do Porco, en el municipio de Miño.

Guevara realizó una búsqueda muy activa a través de las redes sociales y colocó carteles allí donde decían haberla visto. Finalmente, este miércoles se encontraron la gran sorpresa del regreso de Mía a su domicilio en Bastiagueiro. «Por la zona no ha estado porque la teníamos muy repasada y la habríamos visto», concluye la propietaria de Mía.

¿Puede un perro aparecer a 20 kilómetros de casa?

La Voz

En casa de Sara el año ha empezado con un susto que aún se prolonga en el tiempo. Apenas diez minutos después de las campanadas de Nochevieja, su perra Mía, una boyero de Berna de 2 años, consiguió saltar la valla del domicilio en Bastiagueiro, una barrera de cuatro metros, asustada por los fuegos y petardos con los que algunos recibieron el año nuevo. Sara se encontraba entonces en el sur de Francia disfrutando de unas vacaciones. El 1 por la mañana, su abuelo fue a dar de comer a Mía y descubrió su ausencia. En las grabaciones de las cámaras de la entrada descubrió el imposible salto que dio lugar a su desaparición.

Seguir leyendo