O Jalisco, el galán que quería vivir del cuento pero se le daba mejor matar

alberto mahía A CORUÑA / LA VOZ

OLEIROS

siro

En 1948 acabó con la vida de su esposa, suegra y cuñada en Oleiros, cumplió condena, se fue a Canarias y allí asesinó a su nueva mujer y a la hija de esta

24 jul 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

De nada sirve ir de punta en blanco, pasear una buena percha por ambientes de postín, perfilar a diario el bigotito como lo hacía Clark Gable y ser guapo de postal cuando lo que se anhela es matar. Ojalá José García Peña (1918, México), más conocido como O Jalisco, solo fuese eso. Sería mejor para todos que este hermoso galán de pico de oro se quedase en el típico embaucador, un vago sin oficio ni beneficio, borrachín y drogadicto, mujeriego incansable y jugador con dinero ajeno. El drama está en que este hombre cabalgó a su antojo por el mundo criminal como nunca nadie hizo en la crónica negra coruñesa.

O Jalisco quiso vivir del cuento y dejó escrito un drama. El 23 de septiembre de 1948 mató con un abrecartas en Arillo (Oleiros) a su esposa, suegra y cuñada. Incomprensiblemente solo estuvo encerrado por ello 15 años en la vieja prisión provincial. Cumplida la condena, emigró a Las Palmas, donde conoció a una mujer que tenía una hija de un matrimonio anterior. A ambas les quitó la vida. Lo internaron en un psiquiátrico y tres años más tarde, en febrero de 1979, este psicópata de libro se suicidó.

Este párrafo resume su historia criminal. La macabra biografía sanguinaria de un don nadie que se hizo célebre envolviendo en sangre hasta cinco vidas inocentes que tuvieron la desgracia de cruzarse en su camino.