El acto contra la Cuba castrista junto al Che recibe el permiso del Gobierno

Toni Silva OLEIROS / LA VOZ

OLEIROS

EDUARDO

La Subdelegación solo acota a los manifestantes la rotonda de la estatua

24 jul 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

El Concello de Oleiros intentó verter un halo de confusión, pero la concentración anticastrista convocada para este sábado a las 12.00 en Nirvana tiene el permiso de la Subdelegación del Gobierno. La entidad estatal se limitó a matizar a los organizadores que «la rotonda (del Che) no podrá ser considerada lugar de concentración». Nada más. Es el único lugar prohibido según el documento emitido, que añade que «en las vías de acceso a la rotonda, se deberán seguir en todo momento las instrucciones de las fuerzas y cuerpos de seguridad». La Subdelegación del Gobierno ampara así la concentración contra el régimen castrista y en favor de la población cubana, de conformidad con la Ley Orgánica 9/1983 que regula el derecho de reunión. También previene de que las personas que concurran deberán guardar las normas sanitarias en cuanto a grupos y distancias.

La realidad difiere así del comunicado de prensa remitido a última hora de la mañana de ayer desde el Ayuntamiento de Oleiros, cuyo alcalde nunca ocultó sus discrepancias con la convocatoria que ataca a un gobierno que considera «amigo». Así, desde los despachos del consistorio se redactó que la Subdelegación del Gobierno «comunicoulle ao Concello de Oleiros que a manifestación convocada xunto ao monumentos a Ernesto Che Guevara non poderá desenvolverse nesa zona por unha cuestión de seguridade viaria, para evitar posibles atropelos, e para protexer a integridade do monumento», y a continuación invitaban a los manifestantes a realizar su protesta en la playa de Bastiagueiro, en Santa Cristina, sin detallar que las aceras colindantes a la estatua sí están permitidas por la Subdelegación, quizá con la intención de evitar que los manifestantes y la figura del Che Guevara salgan en el mismo plano. De hecho, en su informe presentado a la subdelegada del Gobierno, Oleiros ponía peros a las aceras de la rotonda, «ya que hay una zona de ocio y de carril bici, siendo la circulación peatonal constante, y al tratarse de un paseo es utilizado para desplazamientos y también como medio de hacer deporte».

Uno de los convocantes de «#SOS Cuba Patria y Vida», Frank Vega, indicó que la manifestación es legal y el único recinto acotado será la glorieta de la estatua. «Iremos, leeremos nuestros comunicados, recordaremos que somos cubanos apoyados por la sociedad española, excepto este alcalde, que apoya al régimen de Cuba, una dictadura», señala Vega, quien gestionó la cita de hoy al mediodía «por la vía administrativa y la judicial».