Más de 20.000 opciones para construir un hogar en la cotizada periferia de A Coruña

OLEIROS

periferia
MARCOS MÍGUEZ

Las parcelas edificables en el área metropolitana coruñesa vuelven a cotizar al alza

15 jun 2021 . Actualizado a las 11:06 h.

Los tiempos en los que el centro de la ciudad atesoraba los únicos bienes inmuebles seguros están cambiando. El cinturón metropolitano de A Coruña se consolida como uno de los motores de la construcción en Galicia y desde la Federación Galega de Empresas Inmobiliarias (Fegein) no dudan en indicar cuál es la joya de la corona. Se trata de Oleiros, municipio al ya identifican como el Sanxenxo o «la Marbella de las Rías Altas» en Fegein, pero no es el único de la comarca en cuyos terrenos se fijan los promotores.

«Oleiros es la localidad del área con más población y tirón por su cercanía con A Coruña y por sus servicios. Prácticamente, se están haciendo urbanizaciones en todas sus parroquias. En Culleredo también se está construyendo, pero el municipio que más crece, y de forma exponencial, es Arteixo», precisa Herminio Carballido, el presidente del Colegio Oficial de Agentes Inmobiliarios en la provincia.

Los solares urbanizables de la comarca vuelven a cotizar al alza después de unos años de «parón», continúa Carballido, y ante la escasez de descampados consolidados en A Coruña ciudad. «No me refiero solo a los grandes polígonos residenciales, también a las parcelas donde es posible levantar un máximo de cuatro alturas y por las que se están interesando los pequeños promotores. Incluso hay empresas de fuera están intentado colocarse en A Coruña», destaca el presidente del colegio coruñés.

En total, en el cinturón metropolitano hay disponibles unas 20.314 parcelas urbanas sin edificar. Oleiros, con 3.966, y Arteixo, con 3.589, son los ayuntamientos que aglutinan una mayor bolsa de suelo. Ambos están por encima de A Coruña, con 2.461 solares, y les siguen Culleredo, con 2.168, y Sada, con 2.121. «Lo que más buscan los promotores son las fincas consolidadas. Es decir, las que ya están dentro de un núcleo de población y no hay que asumir los costes —si el concello da el visto bueno al proyecto—, de urbanizarlas con servicios como agua o electricidad», explica Carballido.

Crédito y ahorro

La circulación de crédito por parte de las entidades financieras, a diferencia del 2008, la acumulación de ahorro y la baja rentabilidad de los activos financieros animan al capital a invertir en ladrillo, como reflejan los últimos datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE) el viernes. Si en abril del 2020 hubo 1.459 operaciones de compraventa en Galicia, un 60?% más que en el mismo mes del 2020, cuando el país estaba confinado, en el 2019 fueron 1.405.

El déficit de casas y pisos nuevos que acusan los promotores se constata con el aumento del interés por las viviendas unifamiliares que experimentan las inmobiliarias. Un 14,2 % respecto al 2020 según Fegein en la compraventa. «En A Coruña, Oleiros tira del mercado, como Sanxenxo en Pontevedra en las segundas residencias», apunta Benito Iglesias, presidente de Fegein.

Los precios

Los precios son otro indicador. «El de la vivienda nueva se mantiene estable en junio, con perspectiva creciente en el segundo semestre en las siete ciudades y sus áreas metropolitanas», dice Iglesias. En Fegein elaboraron un listado. En las Rías Altas, Oleiros, a 1.400 euros el metro cuadrado, Sada, a 1.200, y Arteixo, a 1.100, «componen el núcleo más demandado de viviendas de segunda residencia», asegura Iglesias.

La localidad unida a A Coruña por el puente de A Pasaxe es ya la segunda de la comarca con más parcelas edificadas: 10.204 de las 14.170 de las que dispone frente a las 14.912 construidas en la urbe herculina. Quedan por tanto por urbanizar el 28 %.