Revés judicial para Oleiros que deberá pagar los gastos de las escuelas infantiles

El Ayuntamiento ya abonó un millón de euros y el TSXG le obliga a otros 190.000


Oleiros / La Voz

Desde hace cuatro años, la Xunta y el Concello de Oleiros mantienen un pulso sobre las cuatro escuelas infantiles de la red Galiña Azul del municipio. La Administración autonómica lleva tiempo reclamándole al gobierno de Ángel García Seoane los gastos de mantenimiento. La cifra total ronda el millón y medio de euros acumulado de cuatro ejercicios. Y en ese pulso, desde San Caetano están a punto de doblar el brazo del Concello. Lo dice la última sentencia del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia, que rechaza, con fecha 11 de marzo, el recurso de la Administración Local sobre las liquidaciones de las escuelas de A Pardela, As Galeras, Canteira y Mera, así como del centro de día para personas mayores en As Galeras.

Recientemente, el TSXG había dictado dos autos (29 y 30 de diciembre) desestimando la suspensión cautelar pedida por Oleiros, que se resistía a abonar los gastos de mantenimiento de los centros del Consorcio Galego del 2018 y 2019, así como la segunda mitad del 2017. Entonces, mientras el Concello protestaba públicamente que no estaba todo dicho y quedaban recursos por pelear, al mismo tiempo se veía obligado a abonar hace pocos días 979.000 euros al Consorcio, según fuentes judiciales. De no hacerlo, la Administración Autonómica se lo habría cobrado del Fondo de Cooperación Local. Además, de esta cantidad el Ayuntamiento de Oleiros ya descontó 100.000 euros correspondientes a un convenio para financiar un nuevo centro social, una partida que el Consorcio le tenía bloqueada mientras no abonase el mantenimiento de las escuelas infantiles.

Pero la pugna no ha terminado. Según la última sentencia del TSXG -que además de imputar las costas al Ayuntamiento, le permite interponer recurso de casación en la misma sala o en el Tribunal Supremo-, la Xunta va a reclamar la liquidación no abonada del primer semestre del 2017 por un importe de 189.000 euros, que se encontraba suspendida cautelarmente por un auto de julio del 2019. Queda ahora por saber si el Concello de Oleiros repetirá la estrategia de dilación o abonará en plazo la última liquidación que el Consorcio le acaba de pasar por el año 2020, un importe de 411.000 euros.

Varios municipios de Galicia

Oleiros no ha sido el único concello de Galicia que ha querido ahorrarse el gasto de mantenimiento de unos centros que no son de su titularidad. Betanzos, Vigo o Cangas también se han negado a pagar las liquidaciones basándose en que el modelo de cofinanciación del Consorcio Galego acordado con la Fegamp y regulado en el artículo 69 de la Ley 2/2017 vulneraba la legislación básica de régimen local en relación a las competencias de los ayuntamientos. Además, manifestaban que el nuevo modelo iba contra el principio de lealtad institucional porque modificaba los convenios firmados en su día por los concellos para la puesta en funcionamiento de estas escuelas infantiles.

Pero la sentencia del TSXG recalca, aludiendo a sentencias del propio Tribunal Constitucional, que ese artículo que regula el régimen de financiación de los centros gestionados por el Consorcio no choca con ningún precepto constitucional ni de legislación local, sino que hay una cooperación de base. «Nos encontramos ante una cooperación institucional, lo que motivó la entrega de las parcelas para la edificación del centro que, en ningún caso, vulnera el principio de lealtad citado precisamente por su carácter voluntario no impuesto de su incorporación y de su gestión, de la cual necesariamente se derivan liquidaciones, el servicio no se establece con base en una concesión de servicios gratuita por parte de la Xunta», reza la sentencia.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Revés judicial para Oleiros que deberá pagar los gastos de las escuelas infantiles