Educación no pone en «tela de xuízo» la decisión de hacer dimitir a la directora del Luis Seoane

Francisco Brea
F. Brea A CORUÑA

OLEIROS

Imagen de archivo de una protesta de padres y alumnos del colegio en favor de la readmisión de la directora
Imagen de archivo de una protesta de padres y alumnos del colegio en favor de la readmisión de la directora CESAR QUIAN

Román Rodríguez alude a una pérdida de confianza por parte de la jefatura territorial y la Inspección educativa de A Coruña

13 oct 2020 . Actualizado a las 14:29 h.

El conselleiro de Educación, Universidade e Formación Profesional, Román Rodríguez, se refirió a la situación que se está viviendo en torno al CEIP Luis Seoane de Oleiros, donde su directora se vio obligada a dimitir después de que un niños fuera olvidado en el autobús escolar. Rodríguez afirmó que no pone en «tela de xuízo» la decisión tomada por la jefatura territorial de Educación y la Inspección educativa de A Coruña: «Neste caso concreto, o que se producíu foi unha perda de confianza pola resposta do equipo directivo. Na consellería respectamos a decisión tomada polos servizos públicos». 

Román Rodríguez dejó entrever que la situación no es reversible y que la Xunta no debe actuar porque podría entenderse como «presión política». El conselleiro no culpó a la directora por el olvido del pequeño, pero sí que le achacó la responsabilidad de no haber «avisado en prazo. Non pode non comunicarse coa xefatura territorial e coa Inspección, que tiveron que enterarse por outra vía».

La directora del colegio de Mera, en el centro, durante la concentración del viernes en la que padres y profesores le mostraron su apoyo

«Non tiña pensado ocultalo», dice la directora del colegio sobre el olvido del niño en el bus escolar

José Manuel Pan

«Non tiña pensado ocultalo». María José Ruiz, la directora del colegio de Mera (Oleiros) en el que un niño quedó olvidado el pasado martes en un autobús escolar asegura a La Voz de Galicia que en ningún momento trató de ocultar los hechos a sus superiores de la Xefatura Territorial de la Consellería de Educación. Ese martes por la mañana, un alumno de educación infantil no llegó a bajar en la parada del colegio y pasó cuatro horas en su asiento del autobús dentro de la nave de unas cocheras de la empresa Eliseo Pita. Ni la cuidadora, que ha sido despedida por la empresa, ni el conductor se dieron cuenta de que el pequeño estaba en el autobús.

Seguir leyendo