Patinadores, ya queda menos

Con la pista de Bastiagueiro, los miembros del club Rabadeira dejarán de entrenarse en el aparcamiento del Decathlon


Oleiros / La Voz

El óvalo va tomando forma. La pista de patinaje de Bastiagueiro ya está perfilada sobre el terreno, y se prevé que antes de final de año pueda entrar en uso. Licitada en medio de la pandemia y con un presupuesto que ronda los 430.000 euros, la obra tiene en la actualidad un doble patrocinador, según rezan los carteles colocados junto a las máquinas. Al cartel de la Diputación, que abona casi la totalidad del proyecto con 413.000 euros, el Concello de Oleiros no ha querido perder su cuota de protagonismo propagandístico y ha colocado otro anuncio del mismo tamaño (la aportación municipal es de 17.000 euros). El cuerpo principal del cartel del Ayuntamiento, que calca los datos sobre presupuesto y constructora (López Cao), está pintada de un amarillo que recuerda al color corporativo de Alternativa dos Veciños, formación política del gobierno local.

La pista de patinaje tiene 200 metros de longitud y seis de ancho, lo que la hace homologable para celebrar campeonatos de España. Además de contar con escapatorias para la seguridad de los patinadores, esta instalación tendrá un cierre en el borde exterior con una valla de policarbonato transparente (fue una petición concreta del Concello de Oleiros sobre el proyecto) de algo más de un metro de altura.

Imagen de un entrenamiento del club SCD Rabadeira en el aparcamiento del Decathlon.
Imagen de un entrenamiento del club SCD Rabadeira en el aparcamiento del Decathlon.

Justo en el centro del óvalo se diseñará unas rejas para la recogida de aguas de la lluvia y evitar inundaciones en el recinto, otra de esas «demandas históricas» en la comarca. «Llevamos 25 años esperando por esta pista», señala María González, la presidenta de la SCD Rabadeira, entidad con más de 150 miembros entre escuela y competición, y que obligada a mendigar espacios para preparar a sus deportistas. «Las clases de técnica las damos en el pabellón municipal de Bastiagueiro, pero para preparar las competiciones tenemos que trabajar en superficies como el aparcamiento de Decathlon», añade González. Precisamente la firma de deportes y la SCD Rabadeira están acordando unas medidas covid para continuar con el vínculo.

Pero, si las obras no se demoran y todo apunta a que estarán listas a finales de noviembre, el equipo dispondrá del mejor óvalo de la comarca. Al ser municipal, estará libre para todo aquel que quiera practicar patinaje, pero el Concello ya ha pedido al club una tabla de horarios para poner la instalación a su exclusiva disposición varias horas a la semana.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Patinadores, ya queda menos