«Nos nos creemos aún que ya estemos en casa»

Separados por el covid y a 8.000 kilómetros de distancia, esta pareja de Oleiros al final ha podido reencontrarse tras sacarse un billete «por su cuenta y riesgo»


«Ya ha pasado todo. Al fin estamos juntos», esas han sido las primeras palabras de Lorena Peralta después de llegar a su casa de Oleiros el pasado jueves, tras más de dos meses alejada de su marido y confinada en Ecuador. «No ha sido fácil y nos ha costado mucho, tanto económicamente como físicamente, pero aquí estamos», dice al fin algo más tranquila que la última vez que hablamos con ella. Entonces estaba desesperada. Y no era para menos porque tanto ella como su hijo Daniel, de apenas dos años, se habían quedado atrapados en casa de los padres de Lorena por el covid-19. Además de la distancia y del tiempo, esta vecina de Oleiros y su hijo tuvieron que convivir con su abuelo, un médico en activo, que tenía que llevar unos estrictos controles de desinfección antes de entrar en su casa para no contagiar a nadie de la familia. Pero su desesperación llegó cuando el consulado español en Ecuador le informó que iba a volar en un vuelo de repatriación el pasado 29 de abril y el mismo día en el que salía el avión recibió un correo en el que le notificaba que tanto ella como su hijo estaban fuera del vuelo: «Ponía que no nos consideraban personas vulnerables ni que estuviéramos en riesgo. No sé, a lo mejor tener un niño lejos de su casa, en otro continente con un abuelo que es médico con el peligro que eso supone, igual no se considera riesgo», confesaba entonces indignada. Mientras, a 8.000 kilómetros de distancia, su marido también se desesperaba porque no había perspectivas de que se organizasen más vuelos de repatriación y no sabía cuándo podría volver a ver a su familia.

SIN GARANTÍAS

Pero hace diez días, Lorena vio la luz. Se enteró de que la aerolínea Avianca organizaba para el 13 de mayo un vuelo a Madrid y no se lo pensó dos veces. Lo cogió, aún a riesgo de que no tenía confirmación de que pudiese volar: «No contábamos con que pudiera salir. El día antes recibí un correo que me informaba que el vuelo podría no efectuarse. Aún así yo me presenté en el aeropuerto con el niño. Cuando llegamos había una cola inmensa antes de entrar. Y medidas de seguridad, ninguna. El vuelo estaba repleto», explica Lorena que también temía que en el embarque le pusieran algún impedimento: «Pedí al consulado un salvoconducto para poder viajar con mi hijo y regresar a casa, pero me dijeron que como era un vuelo que no estaba organizado por ellos no se hacían responsables. Al final lo conseguí a través de Avianca», aclara.

Llegó a Madrid a medianoche y allí le esperaba un taxista de A Coruña que conocía su marido porque no había ningún vuelo de Madrid que la pudiera traer de vuelta a Oleiros: «Llegamos a casa a las nueve de la mañana, tras gastarnos 1.400 euros más del billete, a pesar de que nosotros ya habíamos pagado uno con Iberia que fue cancelado, y 500 euros del taxi. Casi dos mil euros. Pero ha merecido la pena. Mi marido está todavía que no se lo cree. Ni yo tampoco, la verdad. Y el niño está súper emocionado», explica esta mujer que ahora tendrá que guardar cuarentena durante quince días más. Pero no le importa. La pesadilla ha terminado. Y tanto ella como su hijo al fin están en casa. Bienvenidos.

«Que dejen volver a mi mujer y a mi hijo conmigo»

SUSANA ACOSTA

A más de 8.000 kilómetros. Esa es la distancia que separa a Lorena y su hijo de su marido. El covid les cogió en Ecuador y desde entonces no pueden regresar. Solo quieren volver a estar juntos y que el Gobierno habilite un vuelo porque hay mucha más gente en su misma situación

Lo que en principio iba a ser unas vacaciones en Ecuador en casa de los abuelos del pequeño Daniel, se está convirtiendo en una auténtica pesadilla para Lorena Peralta y su hijo, pero también para su marido Daniel Rodríguez. La visita familiar está siendo un infierno para esta mujer de 31 años que no ve la manera de poder salir del país, después de que Iberia le hubiera cancelado su vuelo y el consulado español no le ofrezca una solución para salir del país y regresar a su casa de Oleiros, con su marido.

Seguir leyendo

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

«Nos nos creemos aún que ya estemos en casa»