«Pisamos la calle como un quirófano»

Ante la reducción de avisos, Emergencias de Oleiros emplea parte de su tiempo en la autodesinfección


Oleiros / LA Voz

¿Cómo es la vida en un parque de bomberos con todo el mundo dentro de sus casas? ¿A qué dedican el tiempo los cuerpos de emergencias cuando el mapa del 112 parece un ser inerte? «Pues a estar preparados y en las condiciones higiénicas perfectas», responde Juan Suárez, coordinador del Servicio Municipal de Emergencias y Protección Civil de Oleiros. Precisamente ayer tuvieron que salir a un pequeño incendio en una cocina, fue un susto, de las pocas llamadas que han tenido desde que se declaró el estado de alarma. «Apenas hay accidentes cuando el tráfico se ha reducido tanto, pero lo que más nos tememos son los incendios cuando todo el mundo está en casa», señala. Pero de momento, nada que lamentar.

Pero esta aparente reducción de carga laboral en los parques no significa que se baje la guardia. Al contrario. Para estos profesionales de las emergencias la lucha contra el coronavirus tiene un doble plano activo. «Por un lado, tenemos que cuidarnos a nosotros mismos de no ser infectados, podría afectar al parque, imagínate si el Concello se queda sin todos sus agentes», explica Juan Suárez.

La segunda parte es la obsesión por la asepsia, garantizar que no son una correa de transmisión del COVID-19. Estos profesionales ya contaban con las EPIS tan reclamadas por otros sectores laborales, «otra cosa es que no se nos agoten en breve». «Pisamos la calle como si fuera un quirófano, nos estamos desinfectando a la mínima gestión», explica Juan, cuyo ejemplo no puede ser más clarividente: «Acabo de llegar [ayer martes por la mañana] de la Policía Local de hacer un trámite, un simple papeleo. Pues bien, al regresar a la base lo primero que he hecho es desinfectarme yo, desinfectar el coche por dentro y lavarlo por fuera. Y así con todo. No podemos ser un riesgo para otras personas, acudir a una incidencia y ser los responsables de un contagio», añade.

Todos los equipos de emergencia se han ajustado a la realidad del COVID-19. En los parques comarcales de bomberos recibieron ayer una nueva circular en las que se actualizaban las nuevas instrucciones para las próximas semanas de confinamiento. «Nosotros también tenemos que guardar una distancia de dos metros entre nosotros», señalaba un bombero de Arteixo, donde la limpieza y desinfección de las instalaciones también se han sumado a la agenda diaria «de unos días muy tranquilos» en cuanto a siniestros. Se han suspendido las vacaciones temporalmente durante esta crisis y los turnos deben ser fijos, es decir, deben coincidir siempre los mismos grupos de bomberos.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

«Pisamos la calle como un quirófano»