Rebelión en el Valle Inclán de Oleiros por suprimir un profesor de apoyo

Más de 30 familias y la dirección del colegio de Perillo piden a la Consellería de Educación que rectifique


Oleiros / La Voz

Más de treinta familias de Oleiros han comenzado el curso escolar con cierto desasosiego. Sus hijos acuden al colegio Valle Inclán de Perillo, donde conviven 543 estudiantes. Estos 33 alumnos necesitan el refuerzo de un profesor de Audición y Lenguaje (AT). «Pero nos han quitado uno», se quejan las familias. El problema no es exclusivo de este centro oleirense, pero aquí no han tardado en buscar remedio dada la importancia de la figura de este profesor especial. Lo resume muy bien Jenny Gundín, madre de Emilio, de 11 años. «Mi hijo ha tenido una evolución espectacular gracias a los AT y al centro, que tiene muchísimas virtudes. Puedo asegurar que pasó de ser un niño con un autismo grave a ser alumno con muy buenas calificaciones», explica Jenny.

La dirección del colegio Valle Inclán ha esperado a ver cómo evolucionaban los últimos acontecimientos en la Consellería antes de comunicar las malas nuevas a los padres afectados. «A nuestro centro le corresponde un AT por catálogo y otro más por necesidades, dos en definitiva», explica el director, Gregorio Varela. «Esta segunda plaza la solicitamos en junio, y luego salió a concurso, pero en medio de los trámites lo que nos contratan es un profesor de Pedagogía Terapéutica (PT), y no es exactamente lo mismo, no comparten la misma formación y no puede atender los casos más graves», añade Varela, que este curso se estrena en el cargo como máximo responsable del colegio de Perillo.

Consultado por este periódico, la Consellería de Educación confirman los temores de la dirección y dan por bueno la presencia de otro PT para las atenciones especiales. «O centro conta neste curso con dous PT a tempo completo e outro compartido e un AL a tempo completo e outro compartido. Polo tanto, seguindo os criterios da Inspección educativa e da Xefatura Territorial da Consellería, neste momento as necesidades do alumnado deste centro están cubertas», indican desde la Admnistración autonómica.

Pero los padres y el centro discrepan. «Aún hay casos que están siendo valorados en el colegio y no podrán disponer de este profesor especial», lamentan algunas madres. Jenny Gundín teme un serio retroceso de su hijo. «El año pasado tenía dos horas con un AL y en este curso tendrá una hora y con mucha suerte», lamenta.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Rebelión en el Valle Inclán de Oleiros por suprimir un profesor de apoyo